El Nacionalista

23 de mayo de 2024
16:07

Remake de La Candidata

Causas de los accidentes de tr√°nsito

Por Noel √Ālvarez / El 17 de julio del 2022 publiqu√© un art√≠culo que a continuaci√≥n reproduzco. Para aquel entonces, el escrito no llam√≥ mucho la atenci√≥n, pienso que fue debido a que en el horizonte no se atisbaba el fen√≥meno electoral en que se ha convertido la candidata, Mar√≠a Corina Machado. Si bien es cierto que la decisi√≥n de participar en las elecciones primarias, en aquel momento ya hab√≠a sido tomada, a√ļn se hab√≠a hecho p√ļblica. Recuerdo en aquella oportunidad haber ofrecido el env√≠o de la novela, sobre la cual estaba basado el art√≠culo. Solo dos precandidatos aceptaron el ofrecimiento, uno de ellos fue Mar√≠a Corina. A los pocos d√≠as, ella me confes√≥ que, la novela le hab√≠a resultado tan interesante que la hab√≠a devorado en solo un fin de semana.

Estando a solo 21 días de la tan esperada y obstaculizada fecha de celebración de las elecciones primarias, creí oportuno reproducir aquel artículo debido a que una precandidata se perfila como la casi segura vencedora de esos comicios. Aprovecho para reiterar el ofrecimiento: Quién desee recibir la novela, solo debe manifestarlo e inmediatamente se la enviaré.

La escritora y periodista de nacionalidad espa√Īola, Elena Moya,¬†public√≥ en 2015 la novela,¬†La candidata,¬†en la cual¬†reflexiona sobre la importancia de las damas en la pol√≠tica y sobre todo, el papel ejercido por ellas¬†en las altas esferas del poder. Esta novela detalla los prejuicios y dificultades a los que se enfrentan las mujeres al ocupar, o pretender ocupar, mantener o conseguir un puesto de poder.

La novela profundiza sobre,¬†lo que¬†supone para las mujeres el poder, qu√© las empuja a buscarlo, qu√© significa para ellas, para qu√© lo quieren y qu√© consecuencias tiene cuando lo consiguen.¬†Isabel San Mart√≠n es una preciosa y encantadora dama, ministra de Econom√≠a y principal candidata por su partido en unas elecciones generales. Por el camino perder√° y ganar√° muchas cosas, y personas. Dice la periodista que,¬†en la soledad de su despacho, dos d√≠as antes de las elecciones generales, la candidata a la presidencia, ultima los preparativos para la contienda electoral. Su labor como ministra de econom√≠a y algunas de las iniciativas que ha llevado a cabo durante el desempe√Īo de su cargo le han dado credibilidad y se postula como favorita en las encuestas.

La candidata quiere ganar la jefatura de gobierno para ayudar a la ciudadan√≠a, poniendo especial √©nfasis en el apoyo a las mujeres. Sin embargo, deber√° hacer frente a m√ļltiples problemas -entre ellos una misteriosa ca√≠da de la deuda p√ļblica que puede llevar a Espa√Īa a un rescate econ√≥mico- cuarenta y ocho horas antes del recuento de votos.

En el calor de la campa√Īa electoral, Isabel comprender√° que son muchos los intereses creados y que sus enemigos no se la van a poner f√°cil. Adem√°s, tendr√° que lidiar con una crisis personal: su marido la ha dejado despu√©s de veinte a√Īos de matrimonio y se lo ha dicho por tel√©fono en el que ser√° un fin de semana crucial para ella y para todo el pa√≠s. Una pregunta importante a responder es: en situaciones de m√°xima tensi√≥n, ¬ŅQu√© es m√°s importante: el poder, los principios, la familia o el amor?

¬ŅEst√° Espa√Īa preparada para una candidata o posible jefa de gobierno?, es una pregunta que se hacen muchos cr√≠ticos de la pol√≠tica ante el cansancio electoral de la poblaci√≥n frente a los candidatos masculinos, responsables, en su mayor√≠a, del desprecio de los electores por la democracia.

Aquel art√≠culo lo conclu√≠ con la siguiente reflexi√≥n: ‚ÄúLa misma pregunta podr√≠amos hac√©rnosla nosotros ¬ŅEst√° Venezuela preparada para tener una mujer como jefa de Estado y de Gobierno? Estoy convencido de que nuestro pa√≠s est√°, pol√≠tica, social, econ√≥mica e institucionalmente preparado para aceptar que una mujer alcance, la √ļnica rama del Poder P√ļblico Nacional que hasta ahora se les ha hecho esquiva. Talento femenino, tenemos de sobra para ganar y conducir las riendas del pa√≠s, es m√°s, me atrevo a pronosticar que, con la llegada de una dama a la primera magistratura nacional, lograremos la erradicaci√≥n de todos los vicios gubernamentales, comenzando por el flagelo de la corrupci√≥n administrativa‚ÄĚ. Hoy digo, para muestra all√≠ tenemos todas las encuestas y el sentimiento popular que desborda las calles del pa√≠s.

Comparte este artículo.
Scroll al inicio