El Nacionalista

18 de abril de 2024
09:30

Desestabilización, desobediencia y derrota: el regalo de Vente Venezuela a Calabozo en su 298º Aniversario

liberación de Venezuela

GUÁRICO / Afiliados y simpatizantes de Vente Venezuela en Calabozo saludan a sus paisanos por el 298º Aniversario de su localidad. En un comunicado, los integrantes de la organización liderada a escala nacional por María Corina Machado, afirman que su regalo a la ciudad es la ratificación de “seguir luchando hasta vencer”, desestabilizando, desobedeciendo y derrotando al “sistema de mafias”.

“Lo que sufre hoy Calabozo, tras 298 años de gestas y héroes, es muy complejo y alarmante; producido por el sistema de mafias, que usurpa el ejercicio del poder en todos los niveles y ámbitos. Esta situación solo puede ser atendida y superada con la liberación de Venezuela; ese es el objetivo por el cual, desde nuestra organización, junto a la gente, luchamos sin descanso”, reza el texto.

Y continúa: “En Calabozo nadie debe confundirse, rendirse ni venderse por unos postes reparados, por una pintura en unas cuantas aceras o por un monte mal cortado para la foto. Esas cuestiones no benefician más a la ciudadanía de lo que lucran a unos cuantos y tampoco son el sentido de la lucha de fondo que damos”.

Así, instan a la ciudadanía a renovar la conducción política de “personas o líderes que alguna vez lucharon contra el sistema y hoy son parte de él”. Solo así –dicen- se avanzará en la gesta de la liberación nacional y se tendrá el Calabozo “que siempre hemos querido y merecido y nunca hemos tenido”: con un Estado al servicio de los ciudadanos y que sean estos los que produzcan sin trabas los proyectos que beneficien sus vidas y la de la colectividad.

A continuación, y en adjunto, el texto en su integridad:

Desde Vente Venezuela en el estado Guárico saludamos a la ciudadanía calaboceña; en ocasión de conmemorarse hoy, 1 de febrero de 2022, el 298º Aniversario de la Villa de Todos los Santos de Calabozo. Una fecha que debemos rescatar, ya que representa la reivindicación de la identidad local y la ratificación de los valores que han guiado siempre a la esencia calaboceña, así como a la de todo Guárico: trabajo, propiedad, vida y libertad. El 1 de febrero es un día de orgullo guariqueño.

Sin embargo, a pesar de lo que Calabozo es y representa, estos 298 años llegan en las peores condiciones que esta ciudad haya podido tener en su historia. Calabozo es una muestra representativa de la crisis humanitaria compleja que sufre Venezuela, reconocida por distintos organismos internacionales: la educación, motor elemental de esta ciudad, está en grave parálisis, con planteles desasistidos y profesores sin estímulos para hacer su trabajo; la corrupción es una gangrena en el sistema de salud público local, lo que ha puesto en peligro la vida de miles de personas; nunca antes la cultura y el deporte habían sido usados como instrumentos de dominación y control social por parte de un régimen usurpador, que en Calabozo tiene genuinos representantes del resentimiento, la incapacidad y el crimen. Nunca antes los comerciantes y los productores del campo habían tenido tantas trabas al libre comercio, lo que ha desmejorado y desincentivado su trabajo y elevado la prevalencia del hambre y la pobreza. Hoy en Calabozo se registra una de las tasas de criminalidad más altas de todo el estado Guárico, la contaminación ambiental es de las más agresivas y perjudiciales de toda la entidad y la no planificación del crecimiento y el desarrollo locales compromete aún más la vida de las próximas generaciones nacidas en esta tierra.

Lo que sufre hoy Calabozo, tras 298 años de gestas y héroes, es muy complejo y alarmante; producido por el sistema de mafias, que usurpa el ejercicio del poder en todos los niveles y ámbitos. Esta situación solo puede ser atendida y superada con la liberación de Venezuela; ese es el objetivo por el cual, desde nuestra organización, junto a la gente, luchamos sin descanso.

En Calabozo nadie debe confundirse, rendirse ni venderse por unos postes reparados, por una pintura en unas cuantas aceras o por un monte mal cortado para la foto. Esas cuestiones no benefician más a la ciudadanía de lo que lucran a unos cuantos y tampoco son el sentido de la lucha de fondo que damos, que es por la libertad. Es cierto que en esta localidad guariqueña la lucha ciudadana por la libertad también ha sido traicionada por personas o líderes que alguna vez lucharon contra el sistema y hoy son parte de él. Pero ante este panorama la única opción que tenemos es continuar uniéndonos y articulándonos para construir una nueva conducción política, que represente lo que sí quiere Calabozo: combate frontal a los tiranos y corruptos, organización ciudadana para la libertad y diseño de la ciudad que seremos.

Solo unidos y organizados haremos de Calabozo lo que siempre hemos querido y merecido y nunca hemos tenido: una tierra de llamada y no de despedida; con un Estado, un municipio, al servicio de los ciudadanos y que sean estos –comerciantes, productores del campo, profesionales, estudiantes, amas de casa, deportistas, cultores…- quienes estén en el centro de la sociedad, generando sin trabas sus propios proyectos que los satisfagan a sí mismos y, en ese sentido, a la colectividad. Un Calabozo que sea pieza fundamental del campo agroindustrial más importante de Venezuela, abierto a los capitales globales y con el incentivo y la generación de conocimiento que hagan mundialmente competitiva a esta ciudad. Solo así Calabozo, que hoy está regado por el mundo, se reencontrará y fortalecerá desde sus entrañas. De ese tamaño es nuestro desafío.

Los mejores regalos para la Villa de Todos los Santos de Calabozo en estos 298 años, y que hoy desde Vente Venezuela le corroboramos, son la desestabilización, la desobediencia y la derrota de un sistema criminal local, estadal y nacional, que pretende seguir imponiéndose a expensas de la vida misma y que persigue la instauración de una sociedad de cómplices, de incapaces y de corruptos. Nuestro regalo es la ratificación de la decisión y el compromiso de vida de seguir luchando hasta vencer, desde estas gloriosas pampas, por la libertad.

 

Comparte este artículo.
Scroll al inicio