VENEZUELA / Segundo Meléndez, presidente nacional del Movimiento al Socialismo MAS, hizo un llamado este lunes a todas “las fuerzas políticas democráticas responsables” a construir una política común frente al gobierno de Nicolás Maduro. “Es esencial que nos comportemos de manera igual y no con distintas tonalidades de enfrentamiento a este mal gobierno, que solo dificultan la eficacia de la opción opositora”.

Explicó que tanto el extremismo opositor como la complacencia en la búsqueda de ventajas electorales, han servido para impedir que se consolide una victoria como la del pasado 21 de noviembre, “que nosotros no hemos dudado en calificar como un plebiscito”.

“La oposición no fue capaz de privilegiar los intereses generales de la sociedad por sus intereses parciales, enfrentándose en distintos espacios con descalificaciones, desconocimientos y sectarismo que impidieron el triunfo, a lo que hay que sumar los esfuerzos hechos por el gobierno de ventajismo, arbitrariedades y manipulaciones tal como ha quedado evidenciado con los casos de Barinas y Apure”, enfatizó.

Meléndez invitó a todos los sectores opositores a un encuentro en el más corto plazo. “No tiene sentido que sigamos debatiendo entre nosotros bajo el esquema de las descalificaciones, de los desconocimientos si estamos convencidos que requerimos de la unidad para actuar con eficacia frente al gobierno y construir la conquista electoral”.

Señaló que otro de los objetivos debería ser la elaboración de un plan de acción “que nos permita mejorar nuestra relación con la sociedad, con el venezolano común que está decepcionado, desesperado y que no confía en los políticos”.

En su opinión, una propuesta opositora debería asumir plenamente la defensa de los derechos de los venezolanos. “Es mucha la pobreza y la miseria y para colmo, el desconocimiento de los derechos largamente conquistados por los venezolanos, incluso los que aparecen en la Constitución y vociferados por jefes del régimen pero no cumplidos”.

El dirigente naranja sostuvo que el resultado electoral del pasado 21 de noviembre prueba que el gobierno es una minoría y que la oposición pudo ganar la mayoría de las gobernaciones si hubiese participado unida, “tal como nosotros lo veníamos planteando de haber tenido una política común para enfrentar a Maduro y su gobierno”.

A su juicio, una de las mayores desventajas de la administración de Nicolás Maduro que no fue aprovechada tiene que ver con el rechazo social, sentimiento que se corresponde con la inmensa mayoría de los venezolanos “que estamos en contra del peor gobierno de la historia de nuestro país”.

Segundo Meléndez destacó que el conflicto interno del oficialismo no le permitió actuar “coherentemente” en muchas situaciones y con candidaturas únicas a la fuerza en otros casos. “Problemas que confesaba el Presidente de la República recientemente y que han servido para que el señor Diosdado Cabello lance amenazas en contra de quienes no fueron fieles a los lineamientos trazados por su partido”.

“Hay mucho con lo cual construir una propuesta que nos acerque a la gente y nos permita ayudarla desde ahora mismo”, concluyó.