VENEZUELA / Las fallas eléctricas en el país continúan afectando no solo a hogares y a pequeños comerciantes, sino también a medianas industrias que deben considerar en sus presupuestos de servicio y mantenimiento, montos importantes para garantizar la protección de equipos y maquinarias, cuya reposición resultaría difícil de ejecutar.

Recientemente el Comité de Afectados por Apagones anunció que las fallas eléctricas se incrementaron en 62% en Venezuela, durante el mes de abril, sumando en el primer cuatrimestre del año 24.561 cortes de electricidad.

Ante los riesgos de daños en equipos, el ingeniero Danny Montero, gerente de comercialización de la empresa Pickens, especialista en productos eléctricos y de iluminación, ofreció recomendaciones para optimizar los presupuestos anuales destinados a servicios generales de las empresas.

“Definitivamente se deben blindar con protectores de voltajes y breakers termomagnéticos que garanticen la vida útil de computadoras, maquinarias, aires acondicionados, incluso de equipos de hogar, como microondas, que también existen en las oficinas”.

– Adaptabilidad de equipos y garantías –

El especialista de Pickens destaca que el responsable de mantenimiento y servicios de las organizaciones debe considerar varios aspectos a la hora de hacer su presupuesto de trabajo.

“La adaptabilidad de los productos es indispensable, así como la garantía que ofrezcan. En este sentido, debo destacar que los productos eléctricos Pickens, tanto protectores de voltajes como breakers termomagnéticos poseen garantía de 2 y 5 años, y se adaptan a cualquiera de nuestros mercados, desde una vivienda, hasta una pyme o una gran empresa”.

Adquirir productos que se ajusten a las necesidades del país o que estén “tropicalizados”, como advierte el ingeniero, permitirá maximizar la inversión, pues además de sumar equipos que cumplen con las normativas internacionales, son más eficientes e incluso rápidos a la hora de respuesta por las garantías.

“Tener artículos e insumos con garantía, nos permite ser una opción ideal para aquellas empresas que toman el valor de calidad, rendimiento y productividad a largo plazo. Cuando se adquieren productos de este tipo, debe valorarse también la garantía y el prestigio de la marca, lo cual les da un valor agregado que les permite a corto y largo plazo poder ser más rentable financieramente.  No es igual tener que comprar dos protectores por año que tener equipos que te ofrecen garantía por dos años, es aquí cuando el presupuesto para servicios generales se optimiza muchísimo”.