GUÀRICO / Tuberculosis, deshidratación proteica, desnutrición y VIH son los principales síntomas que terminaron por causarle la muerte al menos a 15 reos en el Centro para Procesados 26 de Julio, en San Juan de los Morros, durante 2020, de acuerdo con el registro de Una Ventana a la Libertad (UVL).

Solo en el mes de diciembre de 2020, UVL conoció el fallecimiento de tres reclusos de la cárcel llanera por deshidratación protéica y tuberculosis. Dos de ellos, fueron identificados como Gabriel Jose Villanueva Fuentes y José Miguel Urbina, ambos de 37 años; mientras, del tercer reo se desconoce la identidad.

Entre los fallecidos en el 2020, se encuentra el joven Joel Antonio Castro, de 28 años, que murió el sábado 5 de septiembre debido a una deshidratación severa y tuberculosis, según el testimonio de familiares.

Cruz Delia, madre de Joel, lamentó su muerte: “Mi hijo se murió de mengua, por falta de atención; se contagió de tuberculosis en la cárcel y estaba pasando hambre. Lo que comía era agua de arroz y más nada”. El mismo 5 de septiembre falleció José Figueredo, de 31 años, reo que estuvo ingresado con VIH, en el hospital Israel Ranuárez Balza, en San Juan de los Morros.

El 9 de junio también ingresaron a la morgue del Ranuárez Balza, los cadáveres de los reclusos José Francisco Avilés Hidalgo y Carlos Eduardo Jiménez Jiménez, ambos estaban recluidos en el centro penitenciario 26 de Julio y fallecieron por deshidratación severa.

Jiménez Jiménez cumplió su condena en el mes de enero de 2020, pero aún estaba preso en la cárcel llanera, presuntamente por falta de transporte para trasladarlo a los tribunales de San Fernando de Apure, donde debieron realizarle la audiencia.

Otros dos decesos de privados de libertad en San Juan de los Morros, ocurrieron el jueves 19 de noviembre, en el Ranuárez Balza, donde estuvieron hospitalizados por tuberculosis y deshidratación proteica los fallecidos: Vicente Abelardo Jiménez Jiménez, de 27 años, y un segundo hombre de quien se desconoce su identidad.

El martes 3 de noviembre también murió con tuberculosis Juan Alberto Díaz, un preso de 44 años, oriundo de Achaguas, estado Apure, quien se encontraba recluido en el recinto penitenciario de San Juan de los Morros.

Aunque una fuente a la que tuvo acceso UVL señaló que ocurrieron más decesos en el referido centro penitenciario durante 2020, esta información no fue confirmada por la ONG. De manera que la cifra de 15 fallecidos en el año, es producto de reportes de medios locales, así como fuentes anónimas del sistema carcelario y del sector salud en la entidad guariqueña.

Las precarias condiciones de la cárcel de San Juan de los Morros, las denuncias de familiares por la falta de una adecuada alimentación, se traduce en enfermedad y hambre, lo cual agrava la salud y pone en riesgo la vida de reos que padecen tuberculosis y desnutrición en el interior del penal.

Apuestan comida

A la redacción de UVL llegó otra versión de la realidad que vive la población penitenciaria en la 26 de Julio, en la cual señalan que presuntamente hay presos que pierden sus comidas en apuestas por cigarrillos u otros vicios. Sin embargo, desde UVL vale destacar que de ser cierta la situación antes referida, la misma no excusa la responsabilidad del Estado ante las carencias alimentarias y de enfermedades como la tuberculosis que registró la cárcel de Guárico en el 2020.

En este sentido, desde Una Ventana a la Libertad (UVL), exhortamos al Ministerio de Servicio Penitenciario en el país para que atienda el foco de tuberculosis y desnutrición en la cárcel 26 de Julio, en la capital de Guárico. Además de hacer del conocimiento público las cifras oficiales de reos fallecidos en el 2020.