VENEZUELA/ La noche de este viernes 22 de mayo, el régimen de Nicolás Maduro reportó 62 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, por lo que cifras totales se incrementan a 944. Número de fallecidos se mantiene en 10.

Jorge Rodríguez, encargado de emitir el balance del día en cadena nacional, detalló que sobre los nuevos contagios 8 son de transmisión comunitaria, 10 por contacto con internacional y 44 procedentes del exterior, específicamente de Colombia (42) y Brasil (2).

“Casi el 80 por ciento son casos importados de Colombia, Brasil, Perú, Ecuador y Chile”, dijo el ministro de Comunicación del régimen. Ante esto, informó que en los municipios fronterizos se instaló una nueva infraestructura para atender a los connacionales que llegan del exterior.

En cuanto a los casos comunitarios, indicó que se ubican en los estados Delta Amacuro (5), Mérida (1), Miranda (1) y Lara (1). Mientras que por contacto con viajeros se registraron en Bolívar (6) y Lara (4).

El contagio por transmisión comunitaria en la entidad larense se trata de 1 niño de 3 años de edad del municipio Morán, y según Rodríguez “no se tiene clara la razón del contagio”. Por su parte los positivos por contacto con viajeros son 4 colaboradores de Puntos de Asistencia Social Integral (PASI).

Hasta este viernes Miranda encabeza la lista nacional con 164 casos positivos de COVID-19. Nueva Esparta 144 (dos fallecidos), Distrito Capital 117 (dos fallecidos), Bolívar 83, Aragua 59 (un fallecido), Apure 54, Táchira 53 (1 Fallecido), La Guaira 41, Lara 36 (1 fallecido), Barinas 22, Zulia 16 (1 fallecido), Falcón 14, Amazonas 13, Mérida 12, Portuguesa 12, Sucre 11, Trujillo 8, Anzoátegui 7, Carabobo 6, Delta Amacuro 6, Guárico 5, Los Roques 4, Yaracuy 4, Cojedes 4, Monagas 3 y 45 sin ubicación.

Rodríguez mencionó que actualmente hay 262 pacientes recuperados y 672 casos activos, de los cuales 331 se encuentran en hospitales, 325 en Centros de Diagnóstico Integral (CDI) y 16 en clínicas privadas.

Durante la transmisión el funcionario chavista aseguró que “hay dotación suficiente” en los centros asistenciales para atender la COVID-19, por lo que considera “injustificable” que policías y personal de salud del país resulten contagiados por contacto.