AGENCIA EFE/ La enfermedad de Alzheimer es más frecuente en las mujeres, y el hecho de que la edad sea un factor de riesgo para desarrollar esta demencia y que las mujeres sean más longevas no puede explicarlo por completo. De hecho, y según señalan desde la Fundación Pasqual Maragall dos de cada tres personas que son diagnosticadas en Estados Unidos son mujeres y este dato se puede extrapolar a nivel mundial.

Aunque no se hayan descubiertos las causas por las que la población femenina es más propensa a padecer alzhéimer parece que puede haber un vínculo con la menopausia debido al descenso de estrógenos que se produce en esta etapa. Ahora, un nuevo estudio del Instituto Karolinska sugiere que la activación de la proteína cerebral CYP46A1 puede proteger a las mujeres de desarrollar enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer. Esta proteína convierte el exceso de colesterol cerebral en un producto de colesterol llamado 24S-hidroxicolesterol, 24SOH.
El estudio se realizó en ratones modificados genéticamente de ambos sexos aumentando los niveles de la proteína CYP46A1, que a su vez incrementa la producción de 24SOH. En las hembras, los investigadores pudieron observar neuronas más saludables, una mejoría en las capacidades de memoria y una mayor actividad de estrógeno, tanto en condiciones similares a la menopausia, como durante el envejecimiento. Estos efectos no se observaron en ratones macho. Los resultados se han publicado en Science Advances.
La menopausia temprana, factor de riesgo de deterioro cognitivo
“El recambio de colesterol y las hormonas sexuales son factores modificables. Nuestros resultados sugieren que pueden servir como posibles objetivos de tratamiento para varias enfermedades neurodegenerativas en el futuro”, afirma Silvia Maioli, profesora asociada del Departamento de Neurobiología, Ciencias del Cuidado y Sociedad del Instituto Karolinska e investigadora principal del estudio.
Las mediciones de 24SOH en el líquido cefalorraquídeo de los pacientes con la enfermedad de Alzheimer mostraron que los niveles más altos de 24SOH se correlacionaron con niveles más bajos de marcadores de alzhéimer como el tau, pero sólo en las mujeres.
Dos tercios de las personas con enfermedad de Alzheimer son mujeres, y la menopausia precoz es un factor de riesgo específico para el deterioro cognitivo. La menopausia se caracteriza por la pérdida de estrógeno, una hormona producida no sólo en los ovarios, sino también en el cerebro, que es esencial para mantener las neuronas sanas y funcionales. El estudio muestra que la activación del CYP46A1 aumenta la actividad de estrógenos en el cerebro de ratones femeninos menopáusicos y ancianos, haciendo de CYP46A1 una potencial diana terapéutica específica para mujeres.
“Investigaciones anteriores han demostrado que CYP46A1 se puede activar farmacológicamente con dosis bajas del medicamento anti-VIH Efavirenz”, ha explicado Silvia Maioli. “Creemos que el metabolismo del colesterol dirigido por activadores de CYP46A1 como Efavirenz puede ofrecer un nuevo enfoque para promover la neuroprotección mediada por estrógenos en mujeres en riesgo de enfermedad de Alzheimer”, concluye la investigadora.