GUÁRICO/ María D’Suze, representante de la organización Acción Campesina, comunicó que los cortes y las continuas fluctuaciones que se presentan en el servicio eléctrico dentro del municipio José Tadeo Monagas, se han ido acentuando diariamente a lo largo de la jurisdicción.

Entre junio y julio, ha sido muy deficiente el servicio eléctrico. Recientemente, en todo el municipio tuvimos un apagón de más de 6 horas y muchísimas fluctuaciones, haciendo que algunas parroquias pasen hasta 36 horas sin electricidad, trayendo como consecuencia además el corte del agua y las telecomunicaciones”, expresó.

Asimismo, D’Suze dijo que producto de las constantes fallas de luz, la bomba que surte del vital líquido a la parroquia Lezama se vio afectada, por lo que sus habitantes duraron más de 20 días sin recibir el beneficio.

A su vez, precisó que el personal de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) solo cuenta con un vehículo, lo que dificulta aun más la atención inmediata en las comunidades del municipio.

“El personal de Corpoelec hace lo viable por atender las denuncias, pero es imposible con un solo vehículo y sin recursos para reponer las piezas que se dañan, cumplir con las comunidades y que tengamos un mejor servicio, para que el daño no sea mayor del que ya tenemos”, precisó la activista.