VENEZUELA/ Comprar alimentos cada vez se hace más cuesta arriba, debido al constante incremento que registran los rubros de manera semanal. Estos aumentos pueden ir desde el 4% hasta el 25%.

En la semana comprendida desde el 30 de abril hasta el 5 de mayo, rubros como la harina registraron un incremento del 4%, mientras que la pasta pasó de Bs. 5.83 a Bs. 7.33; es decir, un 25% más, según cifras que lleva La Prensa de Lara.

En los comercios, semanalmente los precios van cambiando así estén reflejados en dólares lo que ha causado molestia en los larenses, quienes aseguran que cada vez es menos lo que compran. “Uno va una semana con cierta cantidad de dinero y se trae varios productos, pero va la próxima semana ya es menos porque los aumentan. Esto se ve más en los de mayor demanda, como los carbohidratos“, expresó Marilyn Rojas mientras visualizaba los precios en un anaquel del centro de la ciudad.

En la calle, los ciudadanos destacan que antes rendían las comidas con granos, como caraotas, pero por su alto costo los han ido sacando poco a poco de sus mesas. “Es que ni siquiera caraotas se pueden comprar porque se pusieron muy caras. Estamos en una situación muy difícil”, comentó Matilda León. Hasta ayer 5 de mayo las caraotas tenían un valor de Bs. 13.

Ciudadanos señalan que el constante aumento de los precios ha hecho que la alimentación se vuelva menos nutritiva. Una familia de 4 personas necesita de al menos 25 dólares semanales para hacer un pequeño mercado, según el Observatorio Venezolano de Finanzas.