VENEZUELA / El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, señaló este domingo que el 11 de abril de 2002 «estuvo precedido por una campaña brutal de Fedecámaras la golpista, que se vino a nada» y agregó que actualmente la institución gremial «prácticamente no existe».

Asimismo, indicó durante el balance de las acciones tomadas para la prevención, atención y control de la Covid-19 en el país que «Fedecámaras nunca abandonó sus planes golpistas, ni ahora».

Reiteró que el actual representante del gremio, Ricardo Cusanno, «quiere ser presidente de Venezuela. Fedecámaras es el mismo nido de víboras».

Manifestó que «la CTV, la Iglesia y Fedecámaras, apoyados por EE.UU, conspiraron para ejecutar el golpe de Estado del 11 de abril de 2002, en contra del comandante Hugo Chávez».

A pesar que el presidente de la Asamblea Nacional electa en diciembre, Jorge Rodríguez, fue a la sede de Fedecámaras a pedir apoyo para la recuperación de la economía, este domingo Maduro señaló que el gremio cúpula del empresariado está muy disminuido y «tiene cero capacidad de liderazgo».

Fedecámaras propuso un plan nacional de vacunación que permitiría traer 6 millones de dosis de vacunas anti-COVID-19, de las cuales 20% serían puestas a disposición del gobierno para ser distribuidas entre población en alto riesgo y bajos niveles de ingreso; sin embargo, hasta ahora no ha recibido respuesta alguna de las autoridades chavistas.