VENEZUELA / El doctor Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello, de Caracas, aseguró que “una de las grandes líneas divisorias, por ejemplo, en lo político va a estar referente a lo de revocatorio”.

“El referéndum revocatorio tiene un nivel de aceptación muy alto; alrededor del 80% según nuestra última medición que no es reciente, pero no creo que cambiara”, puntualizó Alarcón.

Alarcón alegó que “alguien va a tomar la bandera política del revocatorio, quien la tome va a colocar a las fuerzas políticas de oposición donde un lado o del otro; los que están dispuestos a trabajar en esa estrategia y los que definitivamente se van a negar a ella y van a esperar a 2024”.

Ex magistrado Román Duque Corredor reflexiona sobre si es factible un referéndum revocatorio en 2022

El ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Román Duque Corredor; afirmó que no se debe descartar la realización de un referéndum revocatorio contra la Administración de Nicolás Maduro para el próximo año.

Duque Corredor advirtió que la activación del revocatorio solo será posible si se consolida una plataforma unitaria y una organización bien estructurada nacional y regionalmente por parte de la oposición.

El ex magistrado señaló que los pasados comicios regionales podrían servir para medir la factibilidad de un referéndum revocatorio. En el resto de los convocantes de conseguir el porcentaje de firmas requerido para la activación de esta herramienta constitucional.

Una reflexión breve sobre la propuesta del referéndum como una de las alternativas para buscar el cambio político.

 Román J. Duque Corredor

Se me han pedido unos comentarios sobre la propuesta del Movimiento Venezolano por el Revocatorio de un referéndum para tratar de lograr la salida de la presidencia de Nicolás Maduro, por lo que responderé comparando la propuesta con las otras alternativas posibles.

Parto de la premisa que el soporte del presente régimen dictatorial es el ejercicio del poder ejecutivo por Nicolás Maduro, fruto de una elección ilegítima, pero lo cual es una realidad de hecho. El poder ejecutivo es el centro del control de los demás poderes del Estado, con fundamento en la fuerza militar y la estrategia del control de la sociedad por una estructura gubernamental monopartidista y militarizada de subordinación de la población por una política de subordinación para la supervivencia.

Por eso, mientras no se logre sacar a Nicolás Maduro de la presidencia no podrá alcanzarse la transición a la democracia, porque los poderes públicos seguirán bajo su control y el poder judicial sin independencia. Para ese propósito existen democráticamente, varias alternativas.