GUÀRICO / Germán Chaya, coordinador de Vente Venezuela en el municipio San Jerónimo de Guayabal del estado Guárico, expresó este miércoles que, para que su jurisdicción sea autosustentable, es necesario salir del socialismo y del sistema de mafias. Esto lo dijo, al denunciar el deterioro de la infraestructura vial en todo el estado Guárico, que tiene consecuencias directas en la producción agrícola.


“El estado Guárico está en el centro del país; limita con ocho estados, es casi un paso obligado en la comunicación terrestre en Venezuela. Sus carreteras siempre han sido reconocidas como las peores del país, pero en los últimos años esa situación ha empeorado aún más. Por la importancia vial que tiene estado para todo el país, este es un problema también nacional”, expuso.


En ese sentido, detalló que la infraestructura vial de las zonas rurales “es más grave”, ya que “los productores agrícolas trabajan duramente, produciendo; pero muchas veces no pueden arrimar sus cosechas a los centros de consumo, generando todos los problemas económicos y sociales que esto acarrea: escasez, inflación y ruina”.
“La producción agrícola del estado Guárico es soporte de la economía nacional.

Nuestro estado tiene magníficas condiciones agroecológicas para una producción de alimentos integral, sustentable y diversificada. Es imposible pensar que los planes concretos y localizados que se requieren para aprovechar todo este potencial agroecológico, serán ejecutados en socialismo. Para aprovechar nuestros recursos con eficiencia es imprescindible salir de él”, reiteró.


El líder del partido de la libertad en San Jerónimo de Guayabal puntualizó que Guárico es el estado que más represas tiene en el país, cuestión que puede incidir de manera favorable en la producción agrícola, “pero estas carecen de mantenimiento y operación técnica apropiada […] y esa es otra de las grandes tareas que tendremos en la nueva Venezuela”.


En el caso de su municipio, puntualizó que “posee los mejores suelos, clase 1 y 2; gente trabajadora y preparada”. Del mismo modo, se refirió a la fundación de la primera asociación de productores agroecológicos de Venezuela como una muestra del talento y experticia del área en Guayabal, cuestión que –a su juicio- representa la materia prima con la que, en la nueva Venezuela, se producirá en el campo en armonía con el medioambiente para mejorar la calidad de vida en los campos.