GUÁRICO / 70 muchachos egresaron el pasado viernes del Programa de Economía para Niños, Niñas y Jóvenes del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad), en Camaguán, estado Guárico. Estos jóvenes ahora tienen la capacidad de identificar en su entorno las oportunidades que los hacen cumplir sus sueños, mediante el respeto y la garantía de la propiedad privada como derecho humano.

En el concurrido evento de graduación, realizado en la sede de la Fundación Jubilados en Educación Camaguán, los participantes presentaron su proyecto de graduación, que consistió en una idea de empresa para la localidad.

Nueve equipos hicieron su presentación, dejando claros la misión de la empresa, el producto o servicio a ofrecer, las necesidades a satisfacer, la división del trabajo entre sus integrantes, el costo de oportunidad de cada uno de ellos y los recursos necesarios para comenzar el negocio.

Un proyecto resultó electo como el mejor, de acuerdo con los criterios del jurado, conformado por los facilitadores Pedro Antonio De Mendonca y Luis Zapata. Se trató de “Tigana”, una idea de cerveza artesanal, que destaca elementos propios de la cultura local.

Por otra parte, Cedice Libertad entregó la condecoración Enrique Sánchez (nombre escogido por los mismos participantes, del exitoso empresario venezolano que lideró empresas agrícolas y de construcción) a los “héroes virtuosos” de Camaguán. Así denomina al programa a los empresarios, profesionales y trabajadores que son ejemplos de virtudes, respeto a los demás y satisfacción de necesidades.

“Este programa es, en sí, un tributo a ustedes, héroes virtuosos. Reciban este reconocimiento con gratitud, pero también con responsabilidad; para que nunca defrauden a estos muchachos, que los ven a ustedes como un ejemplo a seguir”, les dijo en su disertación Pedro Antonio De Mendonca, coordinador del programa en el estado Guárico.

Y, en ese sentido, añadió: “Mientras por años nos han dicho que ser rico es malo y que la propiedad privada es un obstáculo, aquí les enseñamos a los muchachos lo contrario, lo que es: ser rico es sabroso cuando te lo sudas y que la propiedad privada es un motor del desarrollo y un derecho humano. De manera que cuando a alguien le roban, le violan sus derechos; cuando a alguien lo estafan, le violan sus derechos; cuando a alguien le expropian, le violan sus derechos humanos”.

Los 70 muchachos recibieron su certificado de participación en el programa, que los dotó de herramientas para tomar decisiones en su vida diaria, hacer una mejor valoración de las cosas a su alrededor, darle importancia al trabajo, confiar en los demás para cooperar y buscar la paz, ahorrar y multiplicar sus recursos escasos y tener a la propiedad privada como la base del respeto al otro.

Manuel Luis González, joven de 13 años, fue reconocido por obtener la calificación más alta hasta ahora en el programa en todo el estado Guárico. También fueron reconocidos por las mejores calificaciones Mariángel Toro, Rosannis Rojas y Jesús Enrique Reyes. El participante Octavio Hernández recibió una distinción de sus compañeros, al ser elegido para dar el discurso de grado.

El coordinador del programa en el estado Guárico agradeció a Érika Rodríguez, psicopedagoga de la localidad, por haber organizado a este grupo de participantes y anunció la llegada de próximas actividades en Camaguán para seguir difundiendo y defendiendo la importancia de la propiedad privada y la economía de libre mercado.