VENEZUELA/ El presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela. (Fedeagro), Celso Fantinel, informó que presentaron propuestas para el estimular el crecimiento de la economía del país, entre ellas, la simplificación de trámites para impulsar la inversión extranjera.

Los representantes del sector productivo sostuvieron una reunión con los integrantes de la Comisión de Economía y Finanzas de la Asamblea Nacional, para presentar propuestas que permitan tomar decisiones para dinamizar la economía en un entorno complejo.

Fantinel destacó que junto con la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga), Fedeagro elaboró una serie de propuestas, entre las que resalta la extensión de la exoneración del pago del Impuesto Sobre la Renta (ISLR) por tres años más.

Este incentivo fiscal debió ser renovado el 31 de diciembre del año 2023 y ahora existe incertidumbre entre los productores agrícolas y pecuarios ante el anuncio del presidente Nicolás Maduro sobre la eliminación de las exoneraciones fiscales.

Este sector emplea 25% de la población económicamente activa, por lo que esperamos que el ministro Wilmar Castro Soteldo y la vicepresidenta Delcy Rodríguez firmen esa exoneración, ya que irá en beneficio de nuestros agricultores y se verá reflejado en mayor producción, alimentos de mayor calidad y a mejor precio” aseguró Fantinel.

Añadió que la exoneración de ISLR cumple 23 años ininterrumpidos y aún el país agrícola no ha conseguido la fórmula de crecimiento y bienestar que necesitan los consumidores venezolanos como para prescindir de él.

En este sentido, tanto los dirigentes de Fedeagro como de Fedenaga señalaron que algunos problemas del sector rural pueden ser manejados con menores impactos debido a la exoneración del ISLR, como la ausencia de crédito, la dificultad en la disponibilidad de combustible y la presión fiscal de otros tributos.

“El sector tiene que sortear una carga tributaria de 10 impuestos indirectos que debe atender, los cuales debe honrar tenga o no tenga ganancias, como el IVSS, BANAVIH, INCES, LOCTI, LODAFEF, FONA, IGP, IGTF, IVA y algunos municipales”, expresa un comunicado emitido por Fedeagro y Fedenaga.

Los costos de nómina y producción se disparan

En el documento también se lee que “el costo por trabajador de la mano de obra pasó de 30 a 160 dólares al mes en menos de cuatro años, mientras los precios de la leche y la carne se duplicaron».

Fantinel expresó su preocupación por el anuncio hecho por el presidente Nicolás Maduro sobre el cese de exoneración de tributos, y aseguró que esto impactará negativamente sobre el sector.

“Cargar impuestos a los productores va a mermar sus ingresos. La inmensa mayoría no está preparada contablemente y no están acostumbrados al pago del ISLR, estamos hablando de más de 600.000 unidades de producción y más de 1 millón de productores afectados”, advirtió.

El presidente de Fedeagro recordó que hay otros actores que dependen de la agricultura y la ganadería, y estos pudieran hacerle frente al pago de esos impuestos, como lo vienen haciendo recurrentemente.

Añadió que desde el sector trabajan para seguir aumentando la capacidad de siembra, y resaltó que hace cuatro años dependían 70% de las importaciones, y esta dependencia ha disminuido 35%.

“Eso tiene que ver con el esfuerzo de nuestros productores en maíz blanco, amarillo, arroz, caña de azúcar, frutales, hortalizas, plátano y palma aceitera”, expresó el dirigente.

Fantinel manifestó que durante la reunión debatieron sobre la Ley de Semillas, las invasiones y distorsiones de años atrás creadas en el Instituto Nacional de Tierras, la falta de cadena de frío por los cortes eléctricos, que impide mantener la calidad y el buen precio de las hortalizas.

“En la zona andina tenemos cortes a veces de ocho horas, en la madrugada, durante el día y eso daña las hortalizas que son muy perecederas, esperemos que Corpoelec mejore la distribución de la electricidad y que estos cortes eléctricos disminuyan”, apuntó el presidente de Fedeagro.

Con respecto a la Ley de Semillas, el sector propone que se adapte a la agricultura moderna, a una semilla que gaste menos pesticidas, menos diésel, y contamine menos el medio ambiente.

Ocupar el Esequibo con producción agrícola

El sector también se mostró en la disposición de ocupar el territorio Esequibo, ahora en disputa con Guyana, y desarrollar la actividad agrícola y ganadera en esa zona.

“Por las cercanías del mar pudiéramos desarrollar un nicho de arroz y seguramente la ganadería y otros cultivos como la yuca, la palma aceitera con el apoyo del Estado a nuestros agricultores”, manifestó Fantinel.

El presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela. (Fedeagro), Celso Fantinel, sostuvo que, desde el parlamento, también se están debatiendo leyes del Cacao, para el café, del Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral (INSAI), entre otras, para impulsar el crecimiento de la producción nacional