VENEZUELA / El exparlamentario abogado defensor DDHH y coordinador de la defensa por los derechos civiles Rafael Narvaez, fustigó al Estado por asumir nuevamente el camino equivocado de la persecución, detenciones arbitrarias, desaparición forzadas de personas por horas y la vulneracion del debido proceso que son garantías constitucionales y DDHH establecidos en nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Esta conducta en nada contribuyente a los encuentros previos en pleno desarrollo señalo el abogado Rafael Narvaez con el fin de constituir a una mesa de diálogo para así buscar soluciones para un país que sigue estando en crucifixión por tantas calamidades que ha tenido que soportar como el hambre, la crisis sanitaria que no ha podido detener el crecimiento exponencial del Covid-19 sin vacunas y el colapso de los servicios básicos. 

El coordinador por los derechos civiles expresó que el Estado sigue dando luz verde a los cuerpos de seguridad del estado para que sigan actuando al margen de la ley con total impunidad olvidando que en la CPI se procesa un expediente en fase 3 por Crímenes de Lesa Humanidad, faltando sólo una semana para que el nuevo fiscal Karin Kan se pronuncie sobre el caso Venezuela.

El Estado también desprecia la actualización del ultimo informe procesado por la oficina de la alta comisionada para los derechos humanos de la ONU Michelle Bachelet donde se destaca el mismo patrón para la ejecución de torturas ,tratos crueles e inhumanos y degradantes, también olvida que las violaciones graves a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad no prescriben, no recuerda que el Estado es signatario del Estatuto de Roma soporte jurídico de la CPI que le da la competencia y facultad para investigar y procesar penalmente sin privilegios a altos mandos militares y jefes de Estados en ejercicio en forma individual sin arrepentimientos.

Para finalizar el ex parlamentario y abogado penalista Rafael Narvaez exigió al Estado desmantelar definitivamente a los cuerpos de seguridad tanto el Sebin como la Faes por seguir violando sistemáticamente los derechos humanos de la ciudadanía, estos cuerpos ya se han convertido en un problema de Salud Publica.