VENEZUELA/ La vacunación en el país se ha visto muy disminuida, y no solo la vacuna contra la COVID-19, apuntó el investigador Rafael Orihuela, exministro de Salud.

Desde 2011 dejamos de pagar la cuota a la OPS, y eso afectó la disponibilidad de vacunas, sostuvo en entrevista con Unión Radio. Esto significa que no tenemos las vacunas básicas, al menos 15. El porcentaje de vacunación, estimó, está por debajo de 70%.

Es endeble el argumento usado para no traer al país la vacuna anticovid de AstraZeneca, que eran unas 4 millones de dosis. No hay ninguna razón para no aceptarla, y luego se debía negociar la vacuna de Johnson and Johnson. A su juicio, se debe insistir con Rusia para que cumpla con el compromiso de entregar las dosis que asumió.

Se refirió al brote de tuberculosis en una cárcel en el estado Zulia. Cuando hay brotes en una cárcel hay que atacarlos de inmediato, porque se trata de bacterias muy resistentes, acotó.

Hasta 2020 se reportaron casi 11 mil casos, indicó Orihuela. El tener casos en cárceles y en zonas con dificultades económicas hace pensar que tendremos más casos, estimó.

En este momento no hay centro de referencia para tratar tuberculosis, lamentó. Los pacientes van a las consultas ambulatorias.

El aumento en el número de casos tiene que ver con el cese de pesquisa. Todo tosedor crónico debe ser considera con tuberculosis hasta que se demuestre lo contrario. Si no paras esto ahora vamos a volver a las cifras de 1990 y 1991.

Un paciente con tuberculosis activa, recordó, tiene un aparato inmunológico debilitado.