GUÁRICO/ Este viernes 30 de abril será develado en el estado Guárico, un monumento de 10 metros del doctor, José Gregorio Hernández, el cual busca enaltecer la ruta de peregrinación hacia la cuna del milagro, en el caserío Mangas Covera de la población de Guayabal.

La beatificación del Venerable, cristalizará los sueños de muchos fieles venezolanos la emoción de que ser Santo, lo hacíaban muchos devotos hace más de 40 años. cabe destacar que este viernes, la capital del estado Guárico, iniciará un recorrido por los tres monumentos en honor del José Gregorio hernández, pasando por Ortiz, terminando en la última estación en el caserío Mangas Covera, donde se ejecutara el acto central.

Las autoridades eclesiástica realizarán esta actividad sin la presencia de público y con las medidas de bioseguridad necesarias.

Monseñor Raul Ascanio Chirinos, miembro de la Comision Nacional de Beatificación «Se develará el colosal monumento de 10.50 metros de alto, una apoteósica ceremonia dónde se van a interpretar todos los clásicos musicales qué representa a cada estado«

La obra está elaborada con una base de resina que moldea la escultura; además de cabillas y una fibra de vidrio Para definir la forma.

Miguel Funes, Arquitecto de la obra, «El concepto que se manejó fue la elaboración de manolitos, que incluye un anillo donde se pretende plasmar la trilogía de las 3 divinas personas que conforman el padre el hijo y el espíritu santo»

Es importante destacar, que el Doctor José Gregorio Hernández quiso ser sacerdote en tres oportunidades, la última vez en el seminario de Caracas a dónde fueron los profesores y los alumnos a buscar entonces, al Monseñor Castro y rector espirituales de José Gregorio, le hizo poner una balanza lo que podía hacer en la vida seglar y lo que podía hacer como sacerdote, la balanza se inclinó por la vida seglar.

Un médico con pericia y caridad, para la lucha contra las enfermedades que en ese tiempo azotaban en el país, él incluía a todos por igual y en vida fue declarado«el médico de los pobres«. Pero igualmente atendía a ricos, promoviendo la colaboración en problemas técnicos para que también los más necesitados tuvieran acceso a la salud, además era un católico ejemplar de carácter fuerte, justo amable, y equilibrado.