VENEZUELA / El ex dirigente nacional de Copei y excandidato presidencial, Eduardo Fernández , está convencido de que la auténtica solución para enfrentar los problemas que sufre el país, pasa por la integración de un gobierno de unidad nacional, y que los venezolanos deben evitar caer en lo que considera una estrategia del presidente Maduro de estimular la abstención electoral entre los sectores de la oposición, para fortalecerse en la conducción de todos los órganos de poder del país.


Entrevistado en el programa Vladimir a la Carta, conducido por el periodista Vladimir Villegas, Fernández puso el énfasis en la caracterización de lo que considera la peor crisis del país en muchos años, señalando que “el problema más grave que tenemos los venezolanos, es el sufrimiento del pueblo”, que poseyendo “todo lo que necesita para estar floreciente y para que todos disfrutemos de una calidad de vida de primer mundo, un pueblo excelente .y gente muy competente y calificada para asumir las tareas de orientar positivamente a la población, desgraciadamente es conducida por un gobierno que lo está haciendo muy mal a lo largo del siglo XX, pero particularmente durante los últimos años”.


“Por eso, lo primero que hay que decir es que el liderazgo político venezolano en general, deberá construir un gobierno que esté en capacidad de resolver los problemas económicos y sociales de la gente que está sufriendo hambre, desolación, colapso de los servicios públicos; es decir, un rosario de cosas terribles que está padeciendo la población venezolana”, expresó.


Indicó que aun reconociendo la importancia de renovar a la Asamblea Nacional por representar el primer poder del Estado de acuerdo a la Constitución de la República, resulta mucho más importante constituir un gobierno que estuviera en capacidad de abordar la solución de los problemas de la gente.

“Ese tendría que ser un gobierno de integración, de inclusión, no de exclusión”; y citando recientes palabras del cardenal arzobispo de Caracas, monseñor Baltazar Porras, expresó : No se trata solamente de que el gobierno pueda tener las soluciones o que sea la oposición, sino de que todos juntos somos necesarios”.


Refirió Fernández que recientemente escribió un artículo de prensa en el que le recomendaba al presidente Nicolás Maduro pasar a la historia, asumiendo el liderazgo de permitir la conformación de un nuevo gobierno de unidad nacional e integración” que pueda recuperar la confianza de la opinión pública interna venezolana así como de la comunidad internacional, y específicamente del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional, del Banco Interamericano de Desarrollo, de la Corporación Andina de Fomento, para traer las inversiones que permitan reactivar la economía y, por tanto, que se acabe el hambre y el sufrimiento de la gente”.


“Señor Maduro, oiga, usted pasaría a ocupar un puesto importantísimo en la historia con un gesto como el que tuvo Chamberlain en Inglaterra, cuando ese país estaba amenazado por la invasión nazi, y se dio cuenta de que, a pesar de lo bien intencionado, no pudo funcionar, fracasó: entonces llamó a su adversario dentro del Partido Conservador, Winston Churchil, para que formara un gobierno de unidad nacional; y este a su vez lo hizo al Partido Laborista, y juntos los dos grandes partidos formaron un gobierno de unidad nacional y pudieron enfrentar y derrotar la amenaza nacional socialista, de Hitler”.

Padrino: instrumento para la abstención

Respondiendo a una pregunta del entrevistador y de algunas personas de la audiencia del programa que se transmite a través de Youtube, que le requirieron su opinión sobre expresiones del ministro para la Defensa, entre las que dijo durante el acto conmemorativo de la declaración de la Independencia  de Venezuela refiriéndose a la oposición que «nunca podrán ejercer el poder político”, afirmó Fernández que dicho señalamiento está dirigido a desestimular el voto.


“Padrino lo que quiere es que la gente no vote”, que reaccionen como quienes desde la oposición se pronuncian a favor de la abstención y que “Padrino, por órdenes de Maduro pide que la gente no vote”, y se convierte en “instrumento de Maduro para estimular la abstención”.

Además calificó de “impropio que un jefe militar, en uniforme hablando en un momento tan solemne como es el del aniversario de la Independencia de Venezuela, ataque a uno de los principales fundamentos de la democracia como es la alternabilidad republicana”.


Y dentro de lo que considera una desestimulación del voto, citó varios episodios de la política nacional durante los últimos años, y de manera puntual los que se han referido a la situación de una Asamblea Nacional dividida, la intervención del Tribunal Supremo de Justicia en la designación del Consejo Nacional Electoral, así como de las directivas de los partidos Copei, Acción Democrática y Primero Justicia, y de avanzar hacia la desintegración de Voluntad Popular.

El oro y el colapso institucional

También a requerimiento de Villegas, se refirió a la situación planteada actualmente en Inglaterra sobre la representación de Venezuela ante el banco que guarda gran parte de las reservas en oro del país, señalando que se trata de un “despojo” de bienes de la nación, debido al “colapso de nuestras instituciones” y la duplicidad de organismos, que según indicó se evidencian tanto en el manejo del oro en Londres como de Citgo en Estados Unidos.

“Por eso es necesario reconstituir la majestad de la instituciones, de un Estado para que sea manejada por personas valiosas con las que contamos” y no por elementos de la institución armada.

Ni golpes, ni invasión extrajera: solo votos

A lo largo de todo el programa, el excandidato presidencial insistió en su posición de descartar las posibilidades de salidas que involucren la participación extranjera o de enfrentamientos internos que lleven a derramamientos de sangre entre compatriotas, reiterando su posición sobre la conveniencia del voto.


Advirtió en tal sentido, que será tan importante participar en las venideras elecciones parlamentarias, como en las futuras consultas electorales para la designación de alcaldes y gobernadores, incluyendo la posibilidad del referéndum revocatorio. “Cada opositor que deje de votar, es un regalo que le hacemos a Maduro”, concluyó.