El Nacionalista

21 de mayo de 2024
12:37

Brasil inundaciones dejan 67 muertos y 101 desaparecidos

Las inundaciones en el sur de Brasil han dejado al menos 67 muertos y 101 desaparecidos. El estado de Rio Grande do Sul es el más afectado.

 El sur de Brasil está lidiando con las consecuencias de unas inundaciones catastróficas que han resultado en la pérdida de al menos 67 vidas y han dejado a 101 personas desaparecidas, según los informes de las autoridades locales el domingo por la mañana.

Rio Grande do Sul, un estado que comparte fronteras con Argentina y Uruguay, ha sido el más golpeado por las lluvias torrenciales, con un recuento de 66 muertes. El estado vecino de Santa Catarina ha informado de una muerte.

Se está llevando a cabo una investigación para determinar si otras seis muertes están vinculadas a la calamidad climática que ha asolado el sur del país desde principios de semana, que ya se considera el peor desastre natural en la historia de la región.

Las inundaciones han obligado a decenas de miles de personas a abandonar sus hogares. Un total de 80.573 residentes han tenido que buscar refugio en las casas de familiares y amigos, mientras que 15.192 han sido alojados en refugios públicos.

En Rio Grande do Sul, un estado con una población de once millones de personas, alrededor de 421.000 hogares se encuentran sin suministro eléctrico hasta esta mañana y 115 municipios se encuentran sin servicios de telefonía e internet.

En lo que respecta a las infraestructuras de comunicación, todavía hay 61 carreteras con bloqueos totales y parciales debido a la crecida de los ríos.

Lee también

México, el muro de los migrantes que quieren llegar a Estados Unidos

 

El nivel del río Guaíba, cuyas aguas han inundado el centro histórico de la capital regional de Porto Alegre, una ciudad de 1,3 millones de habitantes, alcanzó esta mañana los 5,33 centímetros, su nivel más alto registrado.

Además, el aeropuerto internacional de la ciudad, que cerró sus puertas el viernes por la noche después de que las aguas de la inundación llegaran a sus pistas de despegue y aterrizaje, sigue cerrado.

Tras su visita a la región afectada el jueves, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, vuelve a viajar este domingo a Rio Grande do Sul para supervisar las medidas de emergencia, para las cuales el Gobierno ha desplegado a un millar de militares para apoyar al gobierno regional.

Lee también 

Edmundo se compromete a dialogar para mejorar el trabajo

 

Comparte este artículo.
Scroll al inicio