AGENCIA EFE/ Las tecnologías seguirán creciendo en 2023 y entre las tendencias para el año que viene destacarán la inteligencia artificial, el metaverso o las superaplicaciones.

El centro tecnológico de Cataluña, Eurecat, consultoras como Gartner y Atsistemas o fabricantes de software como AuraQuantic han hecho sus apuestas sobre los sectores que tirarán de la transformación tecnológica en el año que está por empezar.

Inteligencia Artificial (IA): seguirá siendo tendencia el año que viene para estar cada vez más presente en los procesos rutinarios de la industria y no solo en esta.

Entre las nuevas tendencias, la IA adaptativa para superar los modelos tradicionales de aprendizaje automático que se venían aplicando para lograr una mejor y más rápida adaptación a las circunstancias del mundo real.

La IA adaptativa permite cambiar el comportamiento del modelo una vez implementado, mediante el uso de “feedback” en tiempo real. Así el sistema puede monitorear y aprender de los cambios que se producen para reentrenar continuamente los modelos y aprender a partir de los datos nuevos y los objetivos ajustados

Además, se generarán nuevas plataformas “no-code AI” que permitirán a los no expertos integrar tecnología de inteligencia artificial en las soluciones, facilitando así su uso a gran escala.

Metaverso: será un término recurrente en 2023. Aunque no es una idea nueva, los avances de los últimos años en tecnologías como la IA, «blockchain» (cadena de bloques) o la realidad virtual han propiciado su despegue en todos los sectores.

La explotación del metaverso tiene el potencial de cambiar nuestra forma de trabajar, comprar o relacionarnos, creando un nuevo espacio en el que se difuminan las barreras entre el mundo físico y el virtual, generando nuevas oportunidades y modelos de negocio.

La popularidad adquirida por el concepto del metaverso seguirá dando un gran impulso a todas las tecnologías involucradas, con avances en el desarrollo de la web 3.0 y la extensión del uso de la cadena de bloques como tecnología clave que permitirá experiencias descentralizadas y seguras.

Superapps: las aplicaciones que reúnen gran cantidad de servicios relacionados, como puede ocurrir en los servicios financieros, están ganando relevancia. Son como plataformas «todo en uno», donde el usuario tiene todos los servicios que necesita en un solo lugar.

Pero no son solo aplicaciones compuestas que van sumando servicios, sino que combinan las funciones de una aplicación, una plataforma y un ecosistema en una misma aplicación, de modo que ofrece una plataforma para que terceros puedan desarrollar y publicar sus propias miniaplicaciones.

Se prevé que estas aplicaciones vayan incorporando gradualmente elementos como «chatbots», internet de las cosas, servicios más personalizados e incluso experiencias en el metaverso.

Tecnología de dispositivos médicos (MedTech): se ha convertido en un componente fundamental para los servicios de atención médica. La fusión del internet de las cosas con el MedTech (IoMT) representa una gran oportunidad para resolver los desafíos actuales del sector de la medicina.

A ello se suma la tecnología ponible, cuyo uso se ha triplicado en los últimos cuatro años y no dejan de aumentar los sensores domésticos y dispositivos médicos conectados, según Atistemas.

Tecnología sostenible: una estructura de soluciones que incrementa la energía y la eficiencia de los servicios de tecnología de la información a través de tecnologías como la trazabilidad, los análisis, el software de gestión de emisiones y la inteligencia artificial, que ayuda a los usuarios a alcanzar sus propios objetivos de sostenibilidad.