AGENCIA EFE/ Las empresas rusas Petrovax e Intellogic han lanzado un proyecto conjunto para prevenir y tratar la fibrosis pulmonar. Es una de las complicaciones más graves del COVID-19 que provoca insuficiencia respiratoria. En el proceso, se utilizan tecnologías de inteligencia artificial para determinar el grado de daño pulmonar.

La investigación se está llevando a cabo en 14 centros clínicos en Rusia y Kazajistán con la participación de 200 voluntarios. El medicamento básico que se utiliza se llama Longidaza. Incluye el fermento de hialuronidasa, que es capaz de eliminar el exceso de ácido hialurónico, evitando la formación de tejido fibroso en los pulmones.

Inteligencia artificial

© FOTO : PIXABAY / GERALT El coronavirus impulsa el desarrollo de la inteligencia artificial en la medicina Sputnik conversó con Alexéi Fomín, jefe de desarrollo comercial de la empresa Intellogic para aclarar los detalles acerca de cómo la inteligencia artificial de la plataforma Botkin.AI detecta la fibrosis, cuál es la probabilidad de un error y bajo qué criterio se eligen los pacientes para la investigación.

«La investigación se analiza mediante un sistema basado en inteligencia artificial [redes neuronales] en varias etapas«, dice Fomín. 

Primero se realiza la selección de las zonas patológicas de los pulmones. Luego estas zonas pasan por una cascada de redes neuronales para determinar la especialidad de cada patología en particular. Al final, cuando todas las áreas afectadas son marcadas, se realiza una evaluación sumativa total de las lesiones.

Imagen tomográfica del sistema de inteligencia artificial Botkin.AI

© FOTO : CORTESÍA DE LA COMPAÑÍA INTELLOGIC LLC Imagen tomográfica del sistema de inteligencia artificial Botkin.AI

Según el representante de la empresa, el algoritmo es fiable y prácticamente excluye la probabilidad de un error. En la etapa de aprendizaje para el sistema de redes neuronales fueron utilizados los «datos bien marcados», y el producto final se probó con éxito en condiciones reales.

Enfermera en Unidad de Cuidados Intensivos en Madrid

© AP PHOTO / MANU FERNANDEZ Inteligencia artificial contra COVID-19: desarrollan en España un modelo que predice los ingresos en UCILa inteligencia artificial analiza los daños en el tejido pulmonar y pasa el análisis en cuestión de dos a cinco minutos, pero el tiempo total del estudio puede variar y depende del «tipo y características de la integración realizada, así como de la calidad del estudio».

Para la investigación en curso fueron elegidos los pacientes mayores de 18 años de edad con cambios residuales en los pulmones provocados por el COVID-19. Los voluntarios fueron divididos en dos grupos: en el primero entraron los pacientes que durante su tratamiento habían recibido el fármaco Longidaza, mientras que el segundo, el grupo de referencia, no supone la terapia activa con este medicamento: son pacientes de «observación dinámica».