PARÍS/ Google anunció este miércoles un recurso a la multa de 500 millones de euros que le impuso el pasado mes de julio la Autoridad de la Competencia de Francia por no haber negociado de buena fe la remuneración a los medios de comunicación por el uso de sus contenidos informativos como le obliga la legislación.

En una declaración, un portavoz de Google en Francia justificó el recurso por el desacuerdo de la compañía con «un serie de elementos jurídicos» de la sanción de la Autoridad de la Competencia.

También porque los 500 millones les parecen una cifra «desproporcionada» con respecto a los «esfuerzos» que el gigante de internet afirma que ha desplegado para aplicar la nueva ley francesa sobre los derechos afines, innovadora en Europa, que estipula reglas para remunerar a los medios de comunicación por las noticias que usan los buscadores de internet.

El portavoz puntualizó que no cuestionan los derechos afines y que siguen «trabajando duro para resolver este caso y llegar a acuerdos».

La multa dictada por la Autoridad de la Competencia iba acompañada de la obligación de que Google presentara una oferta de remuneración a los editores y a las agencias de prensa por el uso de sus contenidos protegidos, bajo la amenaza de tener que pagar 900.000 euros por cada día de retraso.