SEMANA.COM/ En Colombia tradicionalmente la economía ha tenido una mayor inclinación a las materias primas y recursos naturales. Sin embargo, ante el contexto de globalización, esta se ha visto limitada y es necesario agregar e incorporar nuevas tecnologías, mejorar procesos y productos a través de metodologías que lleven a la innovación como base. El reto es la transformación digital.

En el país, según cifras del Ministerio de Comercio, más del 60 por ciento de las empresas no realiza procesos de innovación, lo que supone grandes retos para que puedan sostenerse en sus mercados y enfrentar a sus competencias.

La Encuesta de Transformación Digital de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), que al indagar a las empresas manufactureras y de servicios del país sobre si poseen una estrategia frente a la transformación digital, el 63,5 por ciento respondió que sí y el 36,5 por ciento, que no.

Este resultado refleja que las industrias colombianas están por encima de la tendencia mundial, mostrada en el estudio de ManpowerGroup, La revolución de las habilidades: as 3Rs, Renovar, Reaprender, Reorganizar. Para esta encuestó a más de 26 mil empleadores en más de 40 países.

El estudio encontró, entre los empresarios encuestados que avanzan en este proceso, hay división frente a la transformación digital.Por ejemplo, en el sector retail un 19 por ciento cree pertinente acelerar este proceso, mientras que un 18 por ciento lo tiene pausado.

La perspectiva anterior es similar a la que vive la industria de la manufactura, donde un 21 por ciento de los empleadores ve conveniente acelerar la transformación digital, mientras que el 19 por ciento lo tiene en pausa.

Ricardo Morales, director general de Experis de ManpowerGroup empresa especializada en tecnología de la información y soluciones de tecnología, explica que una herramienta fundamental para la implementación de la transformación digital es la gestión del talento humano.

El director general comenta: “El 55 por ciento de las empresas a nivel mundial tienen la intención de ajustar la composición de su fuerza laboral para poder cambiar las habilidades según sea necesario y adaptar los modelos de trabajo para una flexibilidad adicional”.

Esta situación explicada por Morales se produce por el aumento del trabajo remoto, la demanda de seguridad cibernética e ingeniería en la nube, implementando retos para las empresas con el fin de que se impulsen hacia la transformación digital. Actualmente, los trabajos relacionados con tecnología representan más de la mitad de los puestos más demandados en el mundo.

Ricardo Morales afirma que es necesario incluir una estrategia de talento humano que pueda impulsar perfiles relacionados con tecnología de la información y tecnología, tales como: especialistas en IoT, analistas de datos, especialistas en inteligencia artificial, aprendizaje automático, desarrolladores de software y aplicaciones.

Ante este panorama, la situación empresarial es desafiante ya que según Experis, el 64 por ciento de las empresas a nivel mundial no tienen equipos con las habilidades necesarias para implementar su estrategia de transformación digital y capitalizar el potencial de crecimiento, lo que hace la diferencia entre una compañía exitosa o que está rezagada.

Morales confirma la veracidad de este dato, pues sostiene que las empresas que asumen una transformación digital son 26 por ciento más rentables que sus competidores.

Finalmente, afrontar estos cambios en las industrias implica que estas creen una cultura de innovación abierta, donde desde distintas áreas puedan alimentar nuevos servicios y productos con ideas nacidas desde su experiencia con clientes y trabajo de campo. Además de implementar metodologías que les faciliten estar preparadas para las diversas situaciones que se puedan presentar.