VENEZUELA/ El Punto Nemo es el lugar decidido por los países involucrados en la Estación Espacial Internacional (EEI) y la NASA para enterrar la nave, esta ubicación, está a 4.800 km de la costa de Nueva Zelandia y a 3.200 kilómetros al norte de la Antártida, haciéndolo el lugar más lejana en el planeta.

Asimismo, el humano más cercano a menudo son los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI), que orbita a 227 millas náuticas sobre la Tierra.

La EEI tiene previsto retirarse en 2030, ese año realizará una caída libre hacia la Tierra para unirse a otras estaciones espaciales, satélites y desechos espaciales fuera de servicio. Este es el cementerio espacial del mundo.

Desde la década de 1970, las naciones que viajan al espacio arrojan su basura en el área alrededor del Punto Nemo, que lleva el nombre del Capitán Nemo de la novela de Julio Verne «Veinte mil leguas de viaje submarino».

También conocido como el Polo Oceánico de Inaccesibilidad o Área Deshabitada del Océano Pacífico Sur, las coordenadas exactas del lugar más remoto del mundo fueron calculadas por el ingeniero canadiense-ruso Hrvoje Lukatela en 1992.

Según el jefe de la Oficina del Programa de Seguridad Espacial en la Agencia Espacial Europea, Holger Krag, «Esta es el área oceánica más grande sin islas. Es simplemente el área más segura donde encaja la larga zona de caída de escombros después de un reingreso».