UNIONRADIO.NET/ El fabricante de automóviles alemán Daimler anunció hoy que se suma a la alianza de los conglomerados franceses Stellantis y Totalenergies para la producción de baterías para coches eléctricos.

La filial de automóviles Mercedes-Benz se convertirá así en accionista a partes iguales con un 33 por ciento de la firma Automotive Cells Company (ACC).

Mercedes tiene la intención de invertir algo menos de mil millones de euros y también quiere aportar tecnología y conocimientos de producción.

«Junto con ACC, desarrollaremos y produciremos de forma eficiente células y módulos de baterías en Europa, adaptados a los requisitos específicos de Mercedes-Benz», dijo el consejero delegado de Daimler, Ola Källenius.

Daimler tomó la decisión en julio de entrar como inversor en la producción de baterías para asegurarse el suministro y estaba buscando socios para el plan de crear una capacidad de producción de más de 200 gigavatios hora (GWh) de baterías al año para finales de la década.

Su objetivo es estar en condiciones de vender solo automóviles Mercedes-Benz totalmente eléctricos en 2030, siempre que las condiciones del mercado lo permitan.

Los 200 gigavatios/hora de capacidad serían matemáticamente suficientes para producir 2,5 millones de modelos actuales del Mercedes EQC, cada uno con 80 kilovatios/hora (kWh) de almacenamiento de electricidad.

La alianza con el gigante automovilístico francés Stellantis (Peugeot, Citroën, Opel, Fiat) y la petrolera Totalenergies forma parte de este esfuerzo.

El objetivo de ACC es producir al menos 120 gigavatios hora de baterías al año para finales de la década, según Daimler. Por ahora no se ha revelado la cantidad que se destinará a Daimler.

A partir de mediados de la década, ACC suministrará a Mercedes-Benz baterías procedentes de fábricas de Alemania y Francia. Se prevé que la inversión total en ACC ascienda a más de 7.000 millones de euros (unos 8.200 millones de dólares).