AGENCIA EFE/ Un grupo de investigadores chinos desarrolló un dispositivo capaz de producir hidrógeno directamente a partir del agua del mar. Se trata de una tecnología innovadora con más eficacia y menos contaminación que ofrece una ruta sostenible y práctica para producir este elemento químico.

El hidrógeno es una de las materias primas más importantes de la industria petroquímica y química. La producción metalúrgica, alimentaria, de vidrio, electrónica y la generación eléctrica también dependen de este elemento. Este gas no produce emisiones de dióxido de carbono ni otros contaminantes, por eso a menudo sustituye el uso de gas natural.
Sin embargo, el hidrógeno casi nunca se encuentra en estado puro en la Tierra y debe extraerse de otros compuestos por diversos métodos. La producción del gas a partir de agua es considerada por los expertos como la forma más limpia de obtener este combustible verde.
Por eso, un grupo de científicos chinos diseñó un dispositivo capaz de producir hidrógeno directamente a partir del agua del mar. Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista Nature.

«Nuestro método lleva a cabo una electrólisis directa del agua de mar eficiente y escalable sin un aumento notable en el costo de operación», subraya el profesor de ingeniería química en la Universidad Tecnológica de Nanjing (UTN), Zongping Shao.

Cómo funciona el nuevo electrolizador

En general, los electrolizadores tienen dos electrodos recubiertos con un catalizador y una membrana. Los electrodos hacen pasar la corriente a través del agua, mientras que la membrana separa el hidrógeno y el oxígeno.
El problema es que las impurezas en el agua de mar causan reacciones adversas y corrosión, destruyen catalizadores y electrodos, también obstruyen las membranas. Los investigadores de la UTN remodelaron el sistema de electrólisis de tal manera que utiliza un electrodo especialmente diseñado y una membrana avanzada para evitar la corrosión y las reacciones secundarias, lo que permite producir hidrógeno a partir del agua del mar de manera eficiente y escalable.

«No se requiere energía adicional para garantizar la entrada de agua pura en el sistema», precisó Shao.

Las ventajas de la tecnología

El nuevo dispositivo demostró más eficacia que los anteriores, así como una mayor resistencia a la corrosión y las reacciones secundarias. La caja también se mostró resistente al agua de mar y no presentó corrosión ni impurezas.
El hidrógeno es muy limpio al quemarse, por eso es una opción atractiva para reducir la contaminación y combatir el cambio climático. El agua del mar, a su vez, es una fuente inagotable de hidrógeno, lo que permite obtener este combustible de manera sostenible.
Esta tecnología podría tener un impacto muy positivo en la transición a fuentes de energía más limpias y sostenibles, así como reemplazar a otros combustibles fósiles como el petróleo y el gas natural.