¿Ómicron o cruda navideña? Este médico ayuda a distinguirlas

MUNDO.SPUTNIK.NEWS.COM/Dolor de cabeza, fatiga, sueño, sed… En Navidad y tras una noche de copas, cualquiera pensaría que se trata de una resaca espantosa, pero ómicron ya está aquí y ese malestar general podría ser algo más.

La nueva variante del coronavirus es el regalo de fin de año que nadie quiere recibir. Su rápida propagación por el mundo ha levantado la preocupación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ya ha recomendado cancelar las fiestas decembrinas para «celebrar la vida el día de mañana».
Sin embargo, el invierno siempre conduce a la convivencia. Y en caso de que la celebración suceda a lo grande, lo mejor será aprender a distinguir los síntomas de una cruda de los de la COVID-19.
Adam Caputa, médico de cabecera de Londres, lanza una sencilla recomendación: «Si el descanso, la comida y la hidratación mejoran los síntomas, probablemente no se trate de ómicron». Para él, no existen las crudas de más de 24 horas.
Así que, si las molestias persisten —o incluso incrementan— lo mejor será someterse a una prueba PCR para descartar el contagio, dice el médico al diario británico The Sun.
Los síntomas de la variante ómicron «parecen ser más variados y potencialmente sutiles que los de delta» y pueden «imitar los síntomas de la resaca en la primera fase de la enfermedad».
«Escucha a tu cuerpo y piensa: ¿Se siente esto como una resaca que he tenido antes?», recomienda Caputa.
Desde que comenzó la pandemia de COVID-19, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre los riesgos de consumir alcohol, ya que éste, dijo, debilita el sistema inmunitario de las personas y aumenta el riesgo de contraer el virus.
«El consumo de bebidas alcohólicas no sólo no destruye el virus que causa la COVID-19, sino que probablemente aumenta los riesgos para la salud si la persona contrae el virus. El alcohol (en una concentración de al menos 60% en volumen) actúa como desinfectante en la piel, pero carece de tal efecto dentro del organismo una vez ingerido», señala el organismo dirigido por Tedros Adhanom Ghebreyesus.
Adam Caputa asegura que los síntomas de la variante ómicron podrían presentarse de forma más rápida, por lo cual es posible que, si alguien sale de noche a festejar, al otro día comiencen a desarrollarse los síntomas de la enfermedad.
«[La resaca] podría exacerbar o empeorar los síntomas inicialmente, como un doble efecto con el virus», explica el especialista.