Los científicos calculan los límites de resistencia del ser humano, ¿cómo lo lograron?

SPUTNIK/ Un equipo internacional de científicos y la Universidad Federal de Siberia han desarrollado un método matemático universal de adaptometría de correlación para predecir el inicio de una crisis en el cuerpo humano y así calcular los límites de resistencia y su capacidad de adaptación.

Este enfoque único permite evaluar el estado de los sistemas biológicos y sociales cuando las personas afrontan y se adaptan a los factores de estrés ambiental. Los científicos notaron que a medida que aumenta la carga de adaptación, las diferencias entre los organismos aumentan, pero los vínculos entre sus características se vuelven más uniformes.

«Durante 33 años pusimos a prueba escrupulosamente nuestra hipótesis con una enorme cantidad de material fáctico procedente de todo el mundo. La principal ventaja de nuestro método es la capacidad de calcular con precisión el estado del sistema antes de la crisis y prevenir, o al menos mitigar, las consecuencias negativas a tiempo», explicó Elena Smirnova, coautora del estudio.

Según el estudio publicado en Physics of Life Reviews, los procesos de estrés y adaptación se vuelven mucho más claros y predecibles si se analiza no solo la dinámica de los cambios en los parámetros individuales del sistema, sino la totalidad de todas las relaciones entre ellos.

El fenómeno cuyo análisis sirvió de base a la investigación se denominó «efecto de estrés grupal».

El enfoque de los investigadores ayuda a modelar y prevenir a tiempo los efectos adversos sobre el cuerpo humano en cardiología, oncología, psiquiatría y otros campos. En particular, ya se ha utilizado para explicar el efecto de la llamada muerte oscilante, un fenómeno documentado cuyos datos arroja el mayor número de muertes en pacientes operados en el primer, tercer, séptimo y décimo día después de la cirugía. Los científicos creen que esto se debe al hecho de que el pico máximo de la carga de adaptación que los pacientes experimentaron fue justo antes de los días de mortalidad crítica.

Además, observaron efectos similares tras un infarto de miocardio y en la mortalidad postraumática: en estos casos, el pico principal de muerte se complementó con ráfagas atenuantes. La recuperación de una enfermedad grave también sufre altibajos periódicos, descritos por modelos de correlación de nuevo tipo, explican los científicos.

Los investigadores también han identificado un patrón estadístico similar en el desarrollo de los sistemas sociales.

A pesar de este avance, el problema de medir de forma fiable el estrés social antes de acontecimientos críticos, como las grandes reformas, sigue sin tener una solución científica. Sin embargo, los investigadores creen que su enfoque colaborará en el hallazgo de su solución y no descartan que ayude a anticipar el inicio de las crisis económicas por las correlaciones y la dispersión de las series temporales financieras incluso antes de que haya señales claras de problemas.