VENEZUELA/  El presidente de la Sociedad Venezolana de Infectología, Manuel Enrique Figuera Esparza, explicó que el hacinamiento, la falta de higiene y los diferentes tipos de infecciones, contribuyen con la proliferación de la tuberculosis en el país, en especial en los centros penitenciarios.

«Al tener a múltiples personas en condiciones inadecuadas y simplemente bajo circunstancias en que pueden proliferar distintos tipos de problemas infecciosos. En los centros de reclusión también hay otras infecciones que proliferan (…) hay ONG’s que han denunciado tuberculosis, VIH, sífilis, gonorrea y otros problemas que están afectando a las personas privadas de libertad«, detalló.

En entrevista con Esteninf Olivarez y Luis Miguel Núñez , Figuera señaló que las condiciones de vida del ciudadano son preocupantes, porque la falta de acceso a las coberturas vacunales es muy amplia.

Además, subrayó que no se están diagnosticando los casos de tuberculosis, en vista de que existen personas que están contagiadas y no saben que poseen dicha enfermedad.

«Lamentablemente los laboratorios de microbiología y bacteriología son inexistentes en el país, al igual que las radiografías. Tenemos gente con tuberculosis que no se le hace un diagnóstico».