Hallan un anticuerpo que neutraliza todas las variantes del SARS-CoV-2

800NOTICIAS.COM/ Una investigación realizada por científicos del Hospital Universitario de Lausana (CHUV) y la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), en Suiza, en la que han utilizado linfocitos de pacientes con Covid-19 inscritos en el estudio ImmunoCoV que está llevando a cabo el Servicio de Inmunología y Alergia de CHUV ha descubierto un nuevo anticuerpo monoclonal para combatir el SARS-CoV-2, que se une a una zona de la proteína espiga del coronavirus que no experimenta mutaciones y es capaz de neutralizar todas las variantes de preocupación que se ha identificado hasta ahora, incluida la variante delta.

El anticuerpo –que es uno de los más potentes descubiertos hasta ahora– actúa bloqueando la unión de la proteína espiga a las células humanas que expresan el receptor ACE2 –que es el que utiliza el virus para infectar las células pulmonares– y frenando el proceso de replicación viral, permitiendo así que el sistema inmunológico del paciente pueda eliminar el SARS-CoV-2. Los investigadores probaron su eficacia en ensayos in vivo en hámsteres y observaron que las muestras a las que se administró el anticuerpo siguieron estando protegidas contra la infección incluso tras recibir una dosis infecciosa muy alta.

Una protección duradera frente al SARS-CoV-2

Los resultados del estudio, publicados en Cell Reports, mostraron que el nuevo anticuerpo no solo destaca por sus propiedades antivirales, sino que además tiene un efecto duradero en los seres humanos, ya que mientras que la protección que proporciona un anticuerpo típico inalterado se mantiene unas tres o cuatro semanas, este es capaz de prolongar la protección entre cuatro y seis meses, por lo que constituye una alternativa de terapia preventiva especialmente útil para la población de riesgo que no esté vacunada o para aquellas personas que a pesar de haber recibido la vacuna contra el Covid-19 no desarrollen una respuesta inmune apropiada.

De hecho, se podrían administrar inyecciones de este anticuerpo dos o tres veces al año a los pacientes inmunodeprimidos, a los que han recibido un trasplante de órganos o a aquellos que padecen ciertos tipos de cáncer para protegerles contra la infección por coronavirus. CHUV y EPFL se han asociado con una empresa que se encargará del desarrollo clínico y la producción del fármaco que contiene anticuerpos, y cuyos ensayos clínicos está previsto que se inicien a finales de 2022.