El estrés como agente cotidiano

VENEZUELA / El estrés está asociado directamente con la salud mental. En esa relación están inmersos múltiples factores sociales, psicológicos y biológicos que generan un desequilibrio emocional, los cuales afectan al ser humano.

Cuando un individuo está expuesto de forma prolongada a la amenaza de agentes estresantes, disminuyen sus capacidades de respuesta.

Esta situación puede ocasionar la pérdida de las funcionalidades fisiológicas, en la que el individuo experimenta la disminución en sus habilidades sociales. Así como en sus capacidades de adaptación e interrelación con el entorno. También se le suma la aparición de enfermedades psicosomáticas.

Los hechos a los que están expuestas las personas relacionadas a la violencia y conflictividad socio-política, pueden generar impotencia, rabia, desesperanza, incertidumbre, desarraigo, entre otras reacciones.

Venezuela no escapa de ser un país con complejidades generalizadas que afectan la dinámica de sus habitantes, ocasionándoles desequilibrios emocionales perjudiciales para la salud.

¿Qué situaciones perturban a los venezolanos en la actualidad?

A continuación, se enumeran 10 realidades que hoy día se suscitan en Venezuela, las cuales influyen como agentes estresores en el contexto diario de los ciudadanos:

  1. Inestabilidad política
  2. Inflación
  3. Sueldos y salarios insuficientes
  4. Poder adquisitivo
  5. Escases de efectivo
  6. Vacunación contra el covid-19
  7. Situación de la salud pública
  8. Situación para surtir gasolina
  9. Fallas en los servicios públicos
  10. Inseguridad

Hablan los expertos sobre el estrés

Ante las adversidades de cualquier país se puede continuar el camino hacia la autodestrucción o, por el contrario, hacia la coevolución consciente. Así lo afirma la Dra. Marianela Castés, miembro fundador de la Sociedad Venezolana de Psiconeuroinmunología (SVPNI).

Castés explica que todo caos abre a la posibilidad de generar un nuevo orden. Agrega que, aunque actualmente nos encontramos en medio de una transición que puede representar caos para muchos de los venezolanos, también está en nosotros la posibilidad de tomar consciencia de dónde venimos, dónde estamos y hacia dónde queremos ir, como individuos y como población, y en este sentido, cuál es la sociedad que queremos construir.

Por otra parte, la psicóloga venezolana Yorelis Acosta, afirma que vivir en Venezuela requiere de mucha tranquilidad y de todas las herramientas que podamos tener a la mano para resolver las situaciones de emergencia y conflicto.

La psicóloga resalta que, ante estos escenarios, que muchas personas sufren de ataques de pánico ante actos de alta incertidumbre, los cuales suceden cuando hay mucha adrenalina en el torrente sanguíneo como consecuencia de un estado alarma.

“Es un mensaje de miedo que se percibe. Una situación estresante que no tenemos control, cuando el cuerpo recibe esta cantidad de adrenalina, suceden síntomas físicos que muchas personas pueden confundir con ataque al corazón o con otra condición física. Malinterpretar estos síntomas puede provocar que estas respuestas de miedo aumenten”, indicó Acosta.

Consejos para contrarrestar las situaciones estresantes

Algunas recomendaciones para lidiar con el estrés que causan estas circunstancias adversas son:

-Reconocer y aceptar el impacto emocional de la crisis en nuestro estado anímico, relaciones con los otros, en nuestro cuerpo y devenir cotidiano.

-Aprender a reconocer y evaluar los signos de estrés cuando aparecen, trazando planes y metas para manejarlo, formulando estrategias preventivas para mitigarlo (resolución de crisis y empleo de sistemas de apoyo).

-Buscar fortaleza en las redes de apoyo social, familiar y laboral, nutriendo los vínculos afectivos. En estos momentos se hace indispensable cuidar esas relaciones en las que experimentamos amor, aceptación, respeto y cuidados, y a su vez corresponder a ellas.

-Flexibilizar rutinas y jornadas, en virtud de los cambios inesperados.

-Tomarse un breve descanso. Considerar alguna actividad de índole recreativa, conectarse con actividades que ayuden a recuperar el buen humor, la alegría, la serenidad y la paz interior.

-Compartir experiencias vividas y hablar sobre sus sentimientos (en un espacio seguro, empático).

-Pedir ayuda: reconocer y aceptar que como seres humanos podemos ser vulnerables ante las dificultades, y que en ocasiones nos resulta difícil caminar solos.

DATO

El incremento súbito de adrenalina causado por el estrés agudo, el cual es provocado por un golpe emocional violento, es lo que está detrás de la pérdida de movimiento de la parte inferior del corazón que da lugar al síndrome de Takotsubo.