Comer uvas podría bajar el colesterol malo y proteger la salud cardiaca

800NOTICIAS.COM/ Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo, y el riesgo de sufrirlas podría reducirse comiendo uvas de manera habitual. Así lo ha dado a conocer un estudio publicado en Nutrients y llevado a cabo por la Universidad de California en Los Ángeles (EE.UU.), tras poner en relación la microbiota intestinal, la salud cardiovascular y el consumo de uvas.

El pequeño grupo analizado estaba constituido por 19 personas entre 21 y 55 años que ingirieron unos 46 gramos de polvo de uvas – unas 40 uvas enteras o dos raciones– al día y durante un periodo de cuatro semanas. Además de incluir estas cantidades de la fruta en sus dietas, también seguían una alimentación baja en fibra y sustancias químicas vegetales (polifenoles).

Tras el mes de estudio, se observó que el microbioma intestinal de los participantes era mayor y que sus niveles de colesterol malo (LDL) eran más bajos. También se encontró una reducción de casi la mitad en los niveles de ácidos biliares, unas grasas malignas que pueden generar coágulos que interrumpen el correcto flujo de sangre en el corazón y en el cerebro, causando infartos o ictus.

Casi un 6% menos de colesterol malo gracias a las uvas

En concreto, el consumo de uvas aumentó los niveles de la bacteria Akkermansia, que estudios anteriores han destacado su impacto positivo en los niveles de glucosa, el metabolismo de los lípidos y el fortalecimiento de los intestinos. Los autores también encontraron una bajada de un 6,1% en los niveles colesterol total y una reducción del 5,9% en el LDL. Y también encontraron que algunos ácidos esteroides en la bilis se redujeron en un 40,9%.

Los investigadores han recalcado que estos resultados muestran el aumento de la salud eran más significativos en aquellas personas que rara vez toman frutas y verduras. Esto indica que un pequeño cambio en el estilo de vida, como puede ser la ingesta de uvas como tentempié entre horas o como postre, puede reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

“Las uvas proporcionan una rica fuente de polifenoles y fibras. Nuestros resultados proporcionan información preliminar novedosa sobre los efectos de la ingesta de uva en el microbioma intestinal, el colesterol del huésped y el metabolismo de los ácidos biliares. Estos datos ayudarán en el diseño futuro de estudios para explorar los beneficios para la salud del consumo de uva”, ha explicado Zhaoping Li, principal autor del estudio.