AGENCIA EFE/ Muchas personas tienen por costumbre “aguantar el estornudo”, sobre todo si están en público. Sin embargo, según los especialistas, este acto produce un aumento de presión en la nariz y la garganta que puede pasar a los oídos, haciendo además que circulen bacterias a su interior y puedan infectarlo.

Así mismo, cuando el estornudo es reprimido las partículas que están en el aire penetran en las vías respiratorias produciendo inflamación y aumento de moco, así como afectando al oído y probablemente produciendo una “otitis”.

 ¿Qué es la otitis?

Según el Portal Cuídate Plus, “la otitis es una inflamación del oído causada, generalmente, por una infección. El tipo más común de esta afección es la denominada otitis media, que está provocada por la inflamación del oído medio, que se encuentra en la parte posterior del tímpano”.

En la página de la Clínica de la Universidad de Navarra se agrega que “la otitis, como cualquier otro proceso dinámico, se puede clasificar de acuerdo con la secuencia temporal de la enfermedad en aguda (duración de los síntomas entre 0 y 3 semanas), subaguda (de 3 a 12 semanas) y crónica (más de 12 semanas)”.

“Asimismo, dependiendo de la evolución de la otitis media, ésta puede presentar una efusión de líquido (otitis media seromucosa) en el oído medio que puede ser de tipo seroso (fluido, parecido al agua), mucoso (viscoso, parecido al moco) o purulento (pus)”, agregan en el citado medio.

Síntomas

  • En la forma aguda de la enfermedad existe dolor de oído (otalgia) y fiebre.
  • Con menos frecuencia, se puede presentar otorrea (supuración), vértigo y más raramente parálisis facial.
  • En la otitis media crónica con efusión, la pérdida de audición puede ser el único síntoma.
  • En conclusión, los síntomas más habituales son:

-Dolor de oído.

-Fiebre.

-Otorrea.

-Vértigo.