¿Qué nos dejan los indultos?
  • Por Luis Fuenmayor Toro / Fortalecida la política de rescate de la vía electoral, como fórmula de resolver los conflictos derivados de la toma y mantenimiento del poder político. Nuevos dirigentes y nuevas fuerzas se incorporan en las discusiones con el gobierno y eventualmente en el proceso electoral.
  • Consolidada la realización de las elecciones de la Asamblea Nacional en el mes de diciembre 2020, al mejorarse las condiciones políticas del país y, por lo tanto, el clima de normalización político social necesaria para el desarrollo exitoso de todo proceso electoral.
  • Debilitada la política extremista del sector de la oposición, que tiene en la abstención electoral y en la aplicación internacional de sanciones económicas y diplomáticas contra el país, sus únicas respuestas al gobierno de Maduro.
  • Comprometido el apoyo de la Unión Europea a la política de EEUU hacia el gobierno de Maduro, pues a diferencia de su rechazo a los indultos, la Unión Europea y la ONU celebraron los indultos y los calificaron como un avance en la mejora de las condiciones para la realización de las elecciones.
  • Desagradado al sector más radical del gobierno y del PSUV, pues los indultos no incluyeron a militantes bolivarianos y seguidores de Chávez, presos por expresar sus disidencias con el gobierno de Maduro, por haber denunciado la existencia de corrupción, malas prácticas y autoritarismo de directivos gubernamentales del sector público o por acompañar a la población en sus justas protestas por mejores condiciones de vida.
  • Fortalecido a Nicolás Maduro como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, tanto al interior del país como ante los distintos gobiernos del mundo.
  • Consolidado internamente el liderazgo de Nicolás Maduro en el sector gubernamental y en el PSUV.
  • Un descontento posible en un sector minoritario de la FANB, pues ningún militar detenido por motivaciones políticas fue beneficiado con la medida presidencial.
  • Muy disminuida la figura de Juan Guaidó como “Presidente Interino o Encargado” de Venezuela, así como la del equipo que en el exterior funge como su representación.
  • Muy lesionada a la oposición extremista del llamado G4, luego de una división que la compromete en demasía y un golpe político certero y sorpresivo, para el que no estaba preparada, no ha podido dar una respuesta coherente y ha errado al tratar de quitarle valor político y humano a la medida.
  • Una incomprensible actuación de la inteligencia estadounidense, inglesa e israelí, que fueron incapaces de sospechar la ocurrencia de unas reuniones de varios días, en las que participaron la Embajada Turca, líderes muy conocidos de la oposición polarizada y altos funcionarios del gobierno.