Con Unidad y Voluntad de Cambio, Ganaremos el REVOCATORIO

Por JESÚS HURTADO POWER / El año 2021 cierra con un balance muy negativo para los venezolanos, la situación económica se ha deteriorado en extremo, la inflación y los bajos sueldos le impide a un sector mayoritario de la población adquirir los productos de primera necesidad, el régimen intenta simular una reactivación económica con la inversión que realizan sus enchufados y testaferros en bodegones, casinos y restaurantes de lujos, mientras el 96% de la población se mantiene en pobreza, y el 79% en pobreza extrema, es decir, no logran adquirir una canasta básica de alimentos, causa de la  inseguridad alimentaria severa presente en los hogares venezolanos.

El régimen mantiene un control social que ha utilizado para enquistarse en el poder y la oposición se desdibuja entre continuos errores y divisiones que impide se concrete el tan anhelado cambio. Los venezolanos dando lectura correcta a la situación política, castigaron en las elecciones del 21N tanto al régimen como a la dirigencia opositora, la alta abstención es un indicador claro de que un porcentaje importante de la población percibe con diafanidad que la solución a la grave crisis pasa por un verdadero cambio político, para poder reducir significativamente las condiciones existentes de pobreza y miseria, responsabilidad directa del régimen comunista, lo cual solo  es posible con la  aplicación de políticas públicas que favorezca la producción nacional, disminuya la inflación y mejore el poder adquisitivo de los venezolanos, que beneficiaría a amplios sectores de  la población y no como ocurre actualmente que se favorece a un reducido grupo de  mafiosos ligados al régimen, que acumulan grandes riquezas mientras la mayoría pasan  hambre y necesidad. Asimismo, es necesario que la dirigencia opositora deje a un lado intereses personales, de grupos o partidista y actúe correctamente al lado del pueblo venezolano.

De esta manera, en el año 2022 se presenta una coyuntura única, que pudiera permitir lograr el cambio que se requiere. En el nuevo año tendremos la oportunidad de activar el Referendo Revocatorio, el cual es un derecho constitucional, una posibilidad cierta de lograr lo que más del 80% de la población quiere: la salida de Maduro y su régimen de Miraflores. Los venezolanos tenemos total comprensión de la usurpación que existe del poder, de la ilegitimidad de Maduro como presidente, lo cual no debe impedir que apoyemos e impulsemos el Referendo Revocatorio como una vía constitucional a corto plazo para resolver la grave crisis que padecemos. De igual forma, existen amenazas que provienen  desde el propio régimen las cuales debemos superar, como la norma electoral ya existente con procedimientos complicados con el propósito de imposibilitar su realización y la discrecionalidad del CNE para normar el proceso ante la falta de una ley para el Revocatorio. Por estas razones, es muy necesario que todos los sectores de manera monolítica se sumen decididamente a lograr su activación, pensando en Venezuela, en cada uno de los venezolanos, que por sus precarias condiciones de vida, observan con preocupación el muy lejano 2024, cuando se tiene previsto convocar las elecciones presidenciales.

En el próximo año nos corresponde seguir luchando por lograr la libertad y restablecer la democracia, vamos todos en unidad y organizadamente a ejercer nuestro derecho constitucional de activar el Referendo Revocatorio, el cual debe culminar  con la salida del usurpador de Miraflores,  que este nuevo año sea de lucha y libertad.  Feliz año 2022.