Los Paralímpicos en Tokio. Una gesta histórica

Por Edgar Araujo M / Los juegos Paralímpicos en la excelsa ciudad de Tokio, han concluido. La llama del pebetero se apagó lentamente en la hora exactamente cronometrada por los organizadores y mientras ocurría  por mis pensamientos se dibujaba un emotivo «flash back»  que gracias a la memoria podré recordar de cómo hemos sido testigo de las hazañas logradas por las Personas con Discapacidad.


Estos juegos han sido una fiesta por la inclusión. Un espacio en donde se demostró una vez más de lo que somos capaces los seres humanos cuando tenemos la convicción de saber de donde venimos y hacia donde queremos llegar.


 Las Personas con Discapacidad, estuvimos representadas  por 4.400 paratletas de 162 países de este mundo. Estas mujeres y hombres se convirtieron en los protagonistas de esta magno evento deportivo que causó fascinación y admiración en los espectadores por alrededor de el mundo entero.


Nuestros Paratletas, sobre todo  se han ganado el respeto de todas y todos las personas que disfrutaron de sus proezas y  especialmente a nosotros los  Venezolanos nos llenaron de alegrías, orgullo y gloria.

¡Gracias! por tantas alegrías que han dado a nuestros corazones que se nos hincharon de orgullo al ver y sentir que ustedes… nuestros paratletas lo dieron todo por el todo para ganarse la Gloria gracias a su perseverancia, constancia y esfuerzo que hicieron posible subirse al podium del Olimpo.


 Ustedes, que fueron a Tokio, para hacer lo mejor que saben hacer. Lograron bañarse  del oro, plata y bronce y  de la magia que obsequia el  brillo de las millones de miradas llenas de satisfacción  por la victoria obtenida y que de manera simbólica este triunfo es premiado con la colocación de las medallas y el toque del himno nacional mientras se Iza la bandera.


Un protocolo que fué uno de los momentos más  inolvidables  de esta edición y que estuvo cargado de una  contundente emotividad y significado patriótico  por lo que representa sentirnos dignos hijos  de Venezuela. Fué sorprendente  ver  nuestra bandera tricolor en lo más alto y siendo escoltada por la bandera de barras y las cincuenta estrellas… Una imagen que no  tiene precio y  todo gracias a ti; Lisbely Vera.


Campeona, Eres junto a los demás compatriotas qué  estuvieron luchando en los Paralímpicos, nuestros ejemplos a seguir.


Ustedes, demostraron que no existen  limitaciones. Ústedes… nos enseñaron que podemos ser mejores personas a punta de esfuerzo, trabajo y disciplina y que siempre se puede seguir superando los obstáculos y derribando las barreras que no nos quieran permitir avanzar para conquistar los horizontes.


 Estos  juegos Paralímpicos quedarán reseñados en los libros de historia y en la memoria colectiva. Como los juegos Paralímpicos  donde brilló Venezuela en uno de sus momentos más oscuros, con tres medallas de oro, dos de plata, dos de bronce y 17 diplomas.


Un gran triunfo en medio de una Venezuela que no está en su mejores condiciones sociales y económicas. Pero qué lucha con la esperanza de salir de nuestros problemas y donde hoy en día nos sentimos  renovados  gracias a nuestros  atletas con discapacidad. Ellos y ellas nos  demostraron que las limitaciones no impiden hacer lo que uno sueña, sino que se necesitan  oportunidades para hacerlo.  
Y en Venezuela este sueño no terminó en Tokio. Apenas comienza. Es hora de soñar y trabajar en todos los ámbitos y en especial en el sector deportivo, considero que llegó  el tiempo de impulsar la masificación del del deporte adaptado y que llegue a hasta el pueblo más escondido.Es momento de soñar y trabajar para despertar el potencial que seguramente tienen hermanos y hermanas con discapacidad que viven esperando una oportunidad.


Es tiempo de saldar la deuda que tenemos todavía y brindar todo el apoyo técnico y logístico para que en las próximas ediciones Paralímpicas puedan participar atletas dentro de los Deportes adaptados en donde se juegue en conjunto, como el basket en sillas de ruedas,  el voleibol sentado, el béisbol entre otros.
Es una oportunidad para potenciar y promover todo el proceso de inclusión e integración que llevan las instituciones del Estado responsables de brindar una atención íntegral a todas las personas con discapacidad.


Es crucial e imperante  fortalecerles y apoyarles con recursos financieros y formativos para que continúen llevando la necesaria atención a las personas con discapacidad de Venezuela y la promoción de nuestros derechos que como seres humanos tenemos y donde es responsabilidad de todas y todos velar que estos derechos se respeten y que las leyes se cumplan. 


Con respecto a nuestros deberes ya somos unos capaces entendidos. Estamos conscientes de nuestro papel en nuestra sociedad.  Somos artífices de lograr que lo imposible sea posible. Qué todas y todos  unidos lo podemos lograr. 


Si alguien  lo duda,  vean de nuevo cuando Linda Pérez, ganó la primera  medalla de oro para los venezolanos en Tokio. Miren y analicen como lo hizo al lado de su compañero Alvaro Cassiani, que en ningún momento la soltó ó  dejó atrás mientras él  la guiaba por  el horizonte cuando juntos iban en su veloz vuelo y donde Linda Pérez brilló sin importar  la oscuridad que cubre sus ojos. 


Así mismo debemos ser para todo en la vida,  caminen juntos lo que puedan caminar,  rodemos juntos los que tengamos que rodar, si no vemos el camino busquemos la compañía de los que puedan ver para que nos guíe y hagamos juntos lo bueno que sepamos hacer y olvidemos  los egoísmos que nos puedan dañar y veremos como toda Venezuela volverá a brillar lo hicieron nuestros deportistas en Tokio 2020.


No quiero despedirme de estas palabras que plasmó con la alegría. Ya ansioso por la llegada de nuestros héroes y heroínas  este próximo jueves  09 de septiembre a las 9:30 am. En el Aeropuerto Internacional de Maiquetía. No quiero despedirme sin  antes Felicitar y agradecer al periodista y narrador deportivo César «Nanú»Díaz,  Toni Cruz,  Francisco de Andrade y Barry cartaya quienes con profesionalismo y entrega nos narraron y comentaron cada participación de nuestros atletas con una chispa de alegría y sapiencia con qué nos animaban y nos mantenían despierto en las frías madrugadas que se calentaba al fragor de cada competencia.


Gracias, a Ustedes. Gracias a Tves. Por transmitir los Juegos Paralímpicos Tokio 2020. 
Esperemos, que para las próximas ediciones también tengamos un narrador deportivo con algún tipo de discapacidad demostrando su talento en tan fascinante profesión. 

 
¡Amada Venezuela! Sigamos celebrando el triunfo  de nuestros atletas. Gracias, a  todos los que brindaron su apoyo. Para obtener las victorias de esta inolvidable e histórica gesta. 


«Los Juegos Paralímpicos Culminaron  y dejaron en nuestros corazones la llama encendida que iluminaran  los caminos para la inclusión»Edgar Araujo.