Hacia la Venezuela de la inclusión

Por Omar A. Ávila H. / En los próximos días se celebra la Semana Internacional de Las Personas Sordas, fecha que nos invita a reflexionar y tomar conciencia acerca de este sector tan importante en nuestra sociedad.

En lo personal, aspiro y espero que el Proyecto de Ley para Personas con Discapacidad Auditiva que venimos construyendo de manera conjunta desde la Subcomisión para Protección Social, Sistema de Misiones y Grandes Misiones de la Asamblea Nacional, podamos llevarlo a plenaria inmediatamente que culmine el receso parlamentario, este 15 de septiembre.

A nuestro juicio, esta es una de las leyes más importantes, de ese conjunto de normas que venimos trabajando desde el Poder Legislativo, sin embargo, no veo a las Personas Sordas como personas con discapacidad, sino más bien como una etnia que posee su propia lengua, cultura, manera de ver y vivir la vida, por eso este tipo de ley debe ser pensada más en el respeto, los derechos e incorporación de la Lengua de Señas Venezolana como un idioma obligatorio en nuestro país, es su lengua natural y manera de comunicación oriunda.

Desde Unidad Visión Venezuela estamos claros que venimos trabajando en leyes ambiciosas que van a permitir avanzar hacia la Venezuela de la inclusión, y en este proyecto en particular para las Personas Sordas, trabajaremos para que la Lengua de Señas Venezolana sea reconocida, al igual que la lengua indígena, tal cual lo establece nuestra Constitución Nacional en su artículo 81, al punto que en un futuro no muy lejano, podamos incorporar la LSV como materia obligatoria. Estamos claros, y hay que tener presente, que todo esto requiere tiempo luego de aprobada, para poder cumplir a cabalidad, pero lo importante es avanzar por un país más inclusivo, en el que nadie se quede atrás, como lo establece la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y del cual, Venezuela es un Estado Parte.

Nuestra apuesta es construir esa Venezuela de progreso entre todos, por ello tenemos puesta nuestra mirada siempre hacia adelante, leyes que perduren en el tiempo y que sean para todos, es decir, garantizar un mejor futuro.

Sin embargo, hay que recordar que todos los instrumentos jurídicos como la Ley Especial para Trabajadoras y Trabajadores con Discapacidad, Ley de Atención Integral para las Personas con Espectro Autista (TEA), entre otras en aras de la inclusión, que a su vez vienen siendo hijas de la Ley Orgánica Para las Personas con Discapacidad, la cual espera para ser sancionada desde el pasado mes de abril, que ha sido adecuadamente consultada con las organizaciones de personas que trabajan por y para las Personas con Discapacidad, y también ha sido suficientemente discutida, como para terminar de aprobarla y así poder concretar antes que finalice este período legislativo todas y cada una de estas leyes antes mencionadas para este sector de nuestra sociedad.