VENEZUELA/ Este viernes el diputado electo en 2015 y dirigente de la oposición, William Dávila aseguró que las autoridades del gobierno de Nicolás Maduro no ha logrado ningún cambio en el sistema penitenciario del país en los últimos años.

En ese sentido, el dirigente afirmó que el sistema judicial está formado por hacinamiento, retardo judicial y más de 75.000 personas privadas de libertad de las cuales 45.000 se encuentran en detenciones indefinidas.

Las detenciones indefinidas complica los espacios en las cárceles. Tenemos cárceles con infraestructura de más de veinte años, que ni siquiera tienen agua”, afirmó.

Este mes el dirigente ya había rechazado la situación carcelaria del país, luego de que el Gobierno de Maduro expresara su intención de reformar el sistema de justicia, que llamaron como “revolución judicial”.

“La dictadura nombra esta comisión donde establece que tiene 60 días para presentar los resultados, comprometiéndose que resolverán las detenciones preventivas indefinidas en los calabozos”, expresó Dávila.

Agregó que el Gobierno de Maduro no tiene la “capacidad ni la voluntad para resolver el problema de hacinamiento y retardo procesal”.

El más reciente caso del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) destacó que las mujeres detenidas en Venezuela se encuentran en situación de “abandono y olvido” por parte del Estado.

“El informe ha demostrado que las mujeres privadas de la libertad se encuentran en una situación de abandono y olvido por parte del sistema de justicia penal, del centro penitenciario, de los legisladores y, en general, por parte de los responsables del efectivo cumplimiento de sus derechos humanos, el Estado”, dice el informe.