VENEZUELA/ El economista y profesor universitario, Víctor Álvarez, señaló que sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania que cuando la diplomacia es desplazada por el lenguaje de guerra, las partes en disputa exigen apoyo incondicional.

En ese sentido, indicó a través de su cuenta en la red social Twitter que quien vacilé queda bajo sospecha y en cuanto a la «solidaridad» del presidente Nicolás Maduro con par ruso Vladimir Putin, «solo puede esperarse el endurecimiento de las sanciones que hará más difícil la reactivación económica» de Venezuela.

Sostuvo que Venezuela es parte de un tablero geopolítico en el que el Kremlin mueve sus piezas para disuadir «a su enemigo y lograr un canje de posiciones geoestratégicas: me retiro de Venezuela a cambio de que te retires de Ucrania«.

A su juicio, cada quien intenta demostrar el control que tiene sobre lo que considera su «patio trasero«.

No obstante, Estados Unidos «tardíamente tomará conciencia» que con las sanciones lanzó a Venezuela «a los brazos de sus rivales, a la órbita rusa, y ahora le será muy difícil recoger lo que dejó regado«.

– La esencia del conflicto venezolano
La prolongación del conflicto venezolano radica en «la obstinación de los bandos políticos de torcerle el brazo al otro hasta imponerle su voluntad», por lo que esa sería la esencia del conflicto entre Nicolás Maduro y Juan Guaidó.

«Son dos alas de un mismo pájaro pero no se coordinan ni cooperan para que el país vuele y se eleve. No están dispuestos a compartir el poder. Quieren todo o nada», destacó Álvarez.

Explicó que en vez de atizar el conflicto, al reconocer a uno y desconocer al otro, una política inteligente de EE.UU.-UE debería ser buscar la manera para que las dos partes en pugna cooperen y se complementen.

«Venezuela necesita reencontrarse y reconciliarse para salir de la crisis», agregó al tiempo que enfatizó que la mediación internacional también está llamada a facilitar un espacio de diálogo, negociación y acuerdos entre los diferentes bloques de la oposición, «cuya división prolonga en el poder a un gobierno que no cuenta con apoyo popular».