VENEZUELA/ Médicos y enfermeros agrupados en el Frente Amplio Profesional (FAP-Salud) advirtieron que «Venezuela encara la tercera ola de covid-19 «. Advierten que esto se da «en peores condiciones sanitarias que en 2020». También afirman que el Gobierno de Nicolás Maduro «no tiene control» sobre la enfermedad y los contagios en el país.

«Lo más grave es que los centros hospitalarios están colapsados y continúan en precario estado y sin insumos. Faltan camas en las unidades de cuidados intensivos (UCI).Tampoco hay operativos serios para realizar las pruebas despistajes de la enfermedad», sostienen los especialistas en su reporte semanal.

Un subregistro

Los especialistas insistieron en la existencia de un subregistro en el número de casos de Covid, que el Ejecutivo cifra en 384.668, y fallecidos – 4.634, según datos oficiales-, y señalan que en los centros de salud manejan dígitos más elevados en el contexto de esta tercera ola.

«La existencia de un subregistro es innegable», dicen. Para esto proponen hacer el seguimiento de casos que aparecen en Twitter y los que da el gobierno.

En este sentido, advirtieron que la «inconsistencia en las cifras» genera que se «aflojen las medidas de protección» entre los ciudadanos.

La organización también advirtió de la variante delta en el territorio venezolano. Alertó sobre la posibilidad de que se eleve el número de casos y las cifras de fallecimientos atribuidas al covid-19.

Regreso a clases

Por otra parte, el FAP-Salud mostró su preocupación por el anunciado del regreso a clases en Venezuela, fijado para el 25 de octubre con una tercera ola de Covid como telón de fondo.

«Ese regreso a clases no puede ser obligatorio para los niños y para aquellos maestros que no están vacunados», subrayó la agrupación sanitaria.