VENEZUELA/ Dentro de la estructura del partido Unión y Progreso  se está hablando de la necesidad de conformar un programa de gobierno, para un eventual nuevo período presidencial a partir de las elecciones del 2024, a fin de salir de la crisis y recuperar la democracia en Venezuela.

Al dar a conocer esta inquietud, Leonardo Torres, coordinador general de esa organización política en el estado Lara, manifestó que a tal efecto se han hecho las consideraciones siguientes:

Primero, darle el valor que tiene el voto de cada persona en el proceso electoral que se avecina, para que haya una fuerza suficiente que permita el cambio de gobierno en forma constitucional, pacífica y democrática.

Segundo, nos contenta que desde comienzos del presente año,  los partidos de oposición, y particularmente los de llamado G-4, hayan reconocido el error cometido de convocar a la abstención utilizando pretextos que desalentaron a los electores y favorecieron al régimen.

Tercero, aunque el G-4 ya ha considerado sensato ir con un candidato a la presidencia de la República, lo importante para la población no es la figura de un individuo, sino la de elaborar un programa de gobierno factible de realizar y en el cual participen todos los sectores de la vida nacional y no solamente los partidos políticos, porque la crisis afecta a toda la población.

Cuarto, la política no puede ser establecida desde arriba sino desde abajo con la participación de la gente. Así quedó demostrado en las elecciones en las que más de cien aspirantes de la oposición a las alcaldías surgieron como líderes de sus comunidades. De haberse logrado la unión, indiscutiblemente, el número habría sido mucho mayor como también se podía haber logrado gobernaciones que fueron dejadas a la disposición del régimen.

Quinto, es lamentable que haya en la opinión pública un rechazo hacia los partidos de oposición como lo es hacia el régimen, debido a las falsas expectativas que han originado y a las decisiones tomadas desde Caracas y no en la regiones. Por tanto, la única forma de recuperar la credibilidad es incorporando a la sociedad civil en todas las actividades que tienen que ver con la cosa pública. En este sentido hay que vincular a los independientes, que conforman la mayoría de los electores, a que participen activamente en las decisiones que se puedan tomar respecto a la comunidad.

Leonardo Torres manifestó que el doctor Eduardo Fernández, quien ha venido promoviendo Unión y Progreso, estará en Barquisimeto la última semana de mayo, para reunirse con sectores de la sociedad civil e intercambiar opiniones sobre el futuro del país