VENEZUELA/ El abogado y defensor de derechos humanos y director de la ONG «Una ventana a la libertad», Carlos Nieto Palma, aseguró que actualmente 70 % de los presos del país no poseen una sentencia condenatoria, y que la pandemia que atraviesa la nación ha retardado los procesos judiciales.

«Tenemos un aproximado de 110 mil presos, entre los que están en las cárceles tradicionales, y los que están en los centros de retención preventiva o calabozos policiales (…) este limbo lo ha acrecentado la pandemia (…) trabajar una semana sí y una no, hace que los retardos procesales sean mayor», dijo.

El jurista destacó que persisten las enfermedades y los hacinamientos en los calabozos, pese a la pandemia, por lo cual no se visibiliza las medidas de bioseguridad en estos centros.

Nieto Palma sugirió al gobierno nacional responsabilizarse por la integridad física de los reclusos y los procesos judiciales de cada uno.