AGENCIA EFE/ Las autoridades indonesias elevaron este jueves a 44 las víctimas mortales por el incendio que arrasó la víspera un módulo de la prisión Tangerang, a las afueras de Yakarta, y que ha puesto el foco sobre la situación masificada de los penales.

Rika Aprianti, portavoz del departamento de correccionales del Ministerio de Justicia, confirmó hoy que tres personas fallecieron en el hospital y se suman a las 41 muertes confirmadas ayer, recoge el portal de noticias Republica.

Además, una treintena de presos resultaron heridos por las llamas y han sido trasladados a diferentes centros sanitarios.

Los responsables de la prisión indicaron que el fuego se inició en la madrugada del miércoles, supuestamente a raíz de un fallo eléctrico, en el Bloque C del recinto penitenciario, designado para los reos con delitos de drogas y donde en el momento del incidente se encontraban al menos 122 personas.