VENEZUELA/ Esta semana la Directora de la Congregación Hermanas Agustinianas, Eucari Moreno denunció que delincuentes robaron y desmantelaron el sistema de aire que mantiene el cuerpo de la Beata Madre María de San José, lo que supone ahora un riesgo de descomposición.

El robo ocurrió en el santuario de la primera Beata VenezolanaMadre María de San José, en la ciudad de Maracay, donde está su cuerpo incorrupto pero ahora a causa del robo del sistema de aire acondicionado.

La feligresía denunció que los delincuentes también dañaron la iluminación que rodea la iglesia y fue así como lograron robar al menos 10 aires acondicionados industriales, al igresar a la terraza del santuario sin que nadie pudiera verlos, debido a la oscuridad. Aseguraron que en la zona no hay vigilancia policial.

Para la conservación de esta reliquia humana que lleva 27 años en una urna de cristal, se necesita una temperatura fría que se ha logrado gracias al funcionamiento de 12 aires industriales que climatizan todo el santuario. De esos 12 aires únicamente queda el más pequeño.