VENEZUELA / El abogado defensor de los derechos humanos, Rafael Narváez, aseguró que los decretos de alarma y de excepción atentan contra los venezolanos, quienes no cuentan con los servicios básicos y deben romper la cuarentena social para salir en busca de alimentos en distintos lugares debido a que el Estado no da soluciones ante estos problemas.

El exparlamentario indicó que en el artículo 19 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela se establece que el Estado debe garantizar y hacer respetar los derechos humanos, pero que este deber no se cumple puesto que el régimen de Maduro no garantiza el combustible para que los ciudadanos puedan trabajar y adquirir así sustento para alimentarse.

El abogado también denunció el continuo atropello por parte de los cuerpos de seguridad que custodian las estaciones de servicio  en el país hacia las personas que necesitan surtir sus tanques para cubrir sus necesidades básicas.

El hambre y la pandemia en un país, no se puede combatir con represión, balas y cárcel, comentó el coordinador de la Defensa por los Derechos Civiles, a la vez que asevero que las garantías constitucionales y los derechos humanos en Venezuela están viviendo su momento más oscuro.

Narváez recordó que los estados de excepción no dan derecho al régimen para reprimir y encarcelar a un pueblo víctima del hambre.