VENEZUELA/ Roberto Picón, rector del Consejo Nacional Electoral, aseguró que los observadores internacionales de la UE que vendrán el 21 de noviembre a las elecciones regionales, tendrán absoluta libertad.

Destacó que por temas de seguridad y garantías de movilidad, deberán informar con antelación al CNE cuál será su plan de observación pero sin detalles.

«Hemos acordado entre el CNE y la UE unas condiciones donde los observadores internacionales tienen absoluta libertad de movimiento y de reuniones», afirmó el rector.

Picón indicó que estos observadores contarán con seguridad por parte del Estado venezolano.

Cuando ellos consideren oportuno pueden dar declaraciones al país, pero el CNE debe tener la información con anticipación, acotó.

Picón indicó que se espera que haya un seguimiento permanente para implementar las recomendaciones que den los observadores.

Sin puntos de control

Ellos harán una observación sobre varios aspectos y establecerán la calidad del proceso; luego realizarán un informe preliminar que saldrá la semana del 21N, señaló.

Explicó que luego de este informe preliminar, se dará un informe detallado con recomendaciones y que saldrá de 1 a 3 meses de la elección.

Picón recordó que las organizaciones con fines políticos y observadores nacionales han estado en todas las auditorías.

«El Ejecutivo y el CNE acordaron que no habrá ningún punto de control político en la elección», dijo.