VENEZUELA / El colapso de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la presión internacional han obligado a la usurpación venezolana a establecer nexos económicos poco transparentes con la nación islámica de Irán. Frente a esta nueva maniobra del régimen, el diputado a la Asamblea Nacional, Omar González Moreno, señaló que todo parece indicar que los “iraníes raspan la olla del oro venezolano”.

Así lo dijo en una entrevista radiofónica el parlamentario de Anzoátegui, quien repudió que desde Miraflores se estén entregando decenas de toneladas de oro a Irán como pago de buques cargados de gasolina, los cuales no solucionarán la crisis de abastecimiento de carburante en el país, sino que “llenarán los bolsillos de quienes se apoderaron por la fuerza de la venta de combustibles en dólares”.

“Así como acabaron con Pdvsa hasta dejarla totalmente seca e inservible, ahora están haciendo lo mismo con el llamado Arco Minero. Sin duda, el objetivo de Nicolás Maduro es aniquilar todas las riquezas nacionales y dejar a Venezuela en la carraplana”, aseguró.

El asambleísta fue enfático en la necesidad que la Asamblea Nacional sesione y acuerde una solicitud formal para que se impida de inmediato cualquier oscura transacción financiera que adelante la usurpación a costa de las reservas minerales de Venezuela.

No podemos quedarnos de brazos cruzados -agregó- debemos reaccionar ante este nuevo movimiento del régimen que busca oxigenarse, que busca mantener el engaño de un “Gobierno” que por la vía práctica solo existe gracias al respaldo de las bayonetas y de las tanquetas.

Para el representante ante la Asamblea Nacional, es indispensable que el Poder Legislativo haga los procedimientos necesarios para evitar que Maduro no solo negocie con los minerales nacionales, sino que los deposite ilegalmente en las bancas de Irán, Rusia, China o incluso en la misma Cuba.

El diputado por Vente Venezuela le recordó a los iraníes que deben tener claro que sus negocios con el régimen de Nicolás Maduro no son legítimos o válidos, ya que ni éste es presidente de Venezuela, ni cuenta con la aprobación del Parlamento para comprometer las riquezas nacionales.

Malos negocios

Omar González Moreno exhortó a la nación islámica en ceder en su propósito de establecer una relación económica con un régimen ilegal e ilegítimo como el de Maduro y le recordó que Venezuela es un país que pronto se desatará de las amarras de la opresión.

“Vean que los rusos y chinos se están alejando de este mamotreto de régimen. Entiendan que Maduro empieza a tener el sol en la espalda; es mejor que asimilen que la relación a futuro entre ambos países pasa por el entendimiento de que aquí se consolidará un Gobierno de Emergencia Nacional”.