VENEZUELA / “Cría cuervos y te sacarán los ojos”. El integrante de la Dirección Nacional de Vente Venezuela, Omar González Moreno, analizó este lunes cómo la red de aliados violentos auspiciados, organizados o protegidos desde el Palacio de Miraflores le dan la espalda a la usurpación y ahora luchan entre sí.

Con la afirmación de que los “aliados criminales de la usurpación se rebelan contra Maduro”, el dirigente liberal denunció los distintos hechos acaecidos en las barriadas populares caraqueñas y los enfrentamientos entre el Ejército venezolano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) por el control de territorios.

Lo que sucedió en Amazonas –ahondó– donde presuntamente otros seis soldados venezolanos cayeron ante la metralla de guerrilleros colombianos, es lo mismo que acontece en La Vega y la Cota 905 de Caracas, donde hampones con armas de guerra no temen caerse a tiros con los cuerpos de seguridad del Estado.

El representante del partido de la libertad acotó que desde la alta cúpula de la usurpación se armó a grupos delincuenciales con el propósito de mantener atemorizados a las barriadas populares caraqueñas, no obstante estos grupos sumaron tanto poder y armamento que ahora rivalizan con sus organizadores y promotores.

“Igual pasa con la guerrilla colombiana, desde las esferas más elevadas de la usurpación se le dió protección a estos terroristas quienes tomaron control de zonas en estados como Apure, Amazonas, Bolivar, Zulia, Táchira y desde allí aplican su propia ley”, sostuvo.

Omar González Moreno igualmente se refirió al quiebre de la cohesión entre los sectores socialistas en el país, debido a las políticas aplicadas por la usurpación para tratar de sostenerse en medio de la crisis económica que golpea a la nación.

“Por un lado están los puritanos socialistas, aquellos que reivindican los ideales originales del 4 de febrero, y por el otro se encuentran los revisionistas, es decir los maduristas que buscan adaptarse a una nueva realidad caracterizada por la escasez de recursos, el final del modelo rentista y por la inestabilidad política”, agregó.

El miembro de Vente Venezuela aseguró que la división entre los socialistas es una excelente oportunidad para que los demócratas venezolanos puedan abrirse paso y responder con acciones que permitan desarrollar un plan coherente, estratégico y fuerte que permita el final de la crisis política nacional.

Justicia

El vocero del partido liberal pidió a los organismos de justicia internacional que mantengan las investigaciones sobre los nexos del régimen venezolano con guerrilleros, terroristas y los diferentes carteles de la droga que operan libremente en territorio nacional.

“Ahora más que nunca se debe meter lupa sobre este tema. La verdad debe salir a flote por el bien de Venezuela y por la tranquilidad del mundo que es víctima de estas maniobras ilegales de quienes usurpan el poder en nuestro país”.