VENEZUELA/ Militantes del partido Acción Democrática (AD) exigen la realización de elecciones internas para renovar a sus autoridades.

“Proponemos la celebración de unas elecciones internas legales, libres, transparentes y verificables para que sean las bases las que elijan sus autoridades”

A través de un comunicado militantes de AD denunciaron que la actual junta directiva ha mantenido el poder por más de dos décadas, lo que impide una alternabilidad democrática dentro del partido, que permita “garantizar el cambio histórico que exigen los nuevos tiempos”.

MANIFIESTO A LA MILITANCIA, AMIGOS Y SIMPATIZANTES DEL PARTIDO ACCIÓN DEMOCRÁTICA

Persuadidos de la necesidad histórica de preservar la vigencia de ACCIÓN DEMOCRÁTICA.

Advirtiendo, que actualmente resulta evidente que ACCIÓN DEMOCRÁTICA a pesar de sus potencialidades, no solo ha sido afectada en sus símbolos y su tarjeta por una decisión judicial, sino que además, es víctima de la supresión de su democracia interna durante más de dos décadas, sin elecciones para renovar sus autoridades, incurriendo en una mora electoral que impide la alternabilidad democrática de los cuadros directivos del partido.

Convencidos de la insatisfacción de nuestra militancia por la manera como se ha manejado la crisis que provocó el paralelismo de los cuadros de Dirección partidistas.

Reconociendo los esfuerzos de las direcciones seccionales de ambas partes por mantener a flote, cada una por su lado, la estructura del aparato partidista que controlan, en medio de las circunstancias sobrevenidas por la injerencia judicial que ha perjudicado a los principales partidos políticos opositores.

En uso de nuestros derechos constitucionales, legales y estatutarios acordamos:

Primero, exhortar a los militantes que de corazón representan la esencia del partido, para emprender la honrosa y compleja tarea de revitalizar a ACCION DEMOCRATICA, misión que a nuestro juicio, dada su magnitud y consecuencias futuras es y tiene que ser acometida sin discriminaciones por las bases partidistas en quienes reside la soberanía interna y la ejercen mediante el sufragio para escoger sus autoridades. Esa y no otra es la única vía para volver a la unidad partidista.

Segundo, proclamar llegado el momento del protagonismo de los únicos y verdaderos dueños del destino del partido: Sus militantes.

Con esta declaración principista, irrumpimos en la escena partidista quienes nos sentimos legítimos custodios de la esencia adeca, no solo por nuestras hojas de vida, dedicadas por entero a la causa, sino además porque hemos sido respetuosos del desempeño de quienes asumieron el rol de dirigir al partido después de la debacle de 1998, asumiendo cada uno de nosotros una posición de lucha discreta pero expectante, que hoy, nos vemos en la necesidad de abandonar para dedicarnos por entero a la exigencia histórica de mantener vivas las ideas sustanciales de un instrumento de lucha popular que cultivó sus ejecutorias abonándolas con la sangre de su mártires como Ruíz Pineda, Carnevalli, Pinto Salinas, Luis Hurtado y tantos otros que quedaron en el camino asesinados por una tiranía precursora de la actual.

En consecuencia, proponemos la celebración de unas elecciones internas legales, libres, transparentes y verificables para que sean las bases las que elijan sus autoridades a nivel municipal, seccional y nacional para reunificar el partido y convertirlo en la vanguardia de la resistencia y el rescate de la Libertad y la Democracia del país hecho añicos en su institucionalidad.

No creemos oportuno una reforma estatutaria previa a las elecciones de base y la renovación de todas las autoridades del partido, ya que esa tarea debe ser promovida por las nuevas autoridades partidistas dentro del espíritu, propósito y razón del programa electoral que haya salido favorecido por el electorado adeco y debe ser una decisión del poder constituyente originario partidista convocado para tal fin. De otra manera no sería posible garantizar el cambio histórico que exigen los nuevos tiempos.

Por lo expuesto, proponemos que la regulación del proceso interno se rija por un reglamento electoral ad hoc elaborado de común acuerdo entre las partes que privilegie la elección universal, directa y secreta, así como la determinación de un sistema mixto de postulaciones uninominales y por lista que garantice la representación proporcional de las minorías en los organismos de dirección partidista colegiados integrados paritariamente con la representación femenina.

Deseamos dejar constancia de nuestro propósito de convertir esa expresión coyuntural de la militancia, decidiendo su destino en elecciones internas a realizarse este mismo año, en el punto de partida de un proceso progresivo de transformación de AD en un partido futurista, capaz de liderar la incorporación de la Venezuela libre, en el mundo de “la sociedad del conocimiento” caracterizado por la preminencia de la inteligencia artificial, la robótica y la nanotecnología, cuyo eje transversal será el desarrollo del sistema educativo y la formación del talento humano como protagonista del futuro inmediato.

En esos términos, desde ya, anunciamos al universo Acciondemocratista y al país político, nuestra decisión de participar en ese proceso de apertura del ejercicio de la soberanía partidista con nuestros propios candidatos que anunciaremos oportunamente.

“POR UNA VENEZUELA LIBRE Y DE LOS VENEZOLANOS”