VENEZUELA/ La respuesta de Machado surge luego de que la Contraloría General de la República publicara un documento en redes sociales en respuesta a la solicitud que hiciera el pasado 26 de junio, el diputado a la AN oficialista José Brito, de aclarar si Machado estaba o no inhabilitada

Este viernes, 30 de junio, la candidata a las Primarias, María Corina Machado, se pronunció por la supuesta inhabilitación política que hay en su contra.

«Es una inútil inhabilitación” que sólo demuestra que el régimen sabe que YA está DERROTADO», expresó Machado a través de su cuenta en Twitter.

María Corina Machado afirmó que ahora el país  votará «con más fuerza, más rebeldía y más ganas en las Primarias. Aquí quién HABILITA es el pueblo de Venezuela». 

 

Posteriormente, en un acto en Barinas, Machado advirtió que es «demasiado tarde» para inhabilitarla.

«Estos tipos no me conocen y no nos conocen, si creen que van a estar amenazando y amedrentando a un pueblo que ha llegado hasta aquí. Venezuela despertó y esto no tiene vuelta atrás», sentenció.

 

 

La respuesta de Machado surge luego de que la Contraloría General de la República publicara un documento en redes sociales en respuesta a la solicitud que hiciera el pasado 26 de junio, el diputado a la AN oficialista José Brito, de aclarar si Machado estaba o no inhabilitada para competir por un cargo de elección popular, en caso de ser la ganadora de las internas de la oposición.

«He venido aquí a solicitar información del estatus de la señora María Corina Machado, si está habilitada o no para participar en un proceso electoral, si está inhabilitada ella y otros tienen que ser responsables ante el país«, indicó Brito desde la sede de la Contraloría General, transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV).

Contraloría responde a Brito y no a Machado 

Según la respuesta que la Contraloría General de la República envió a Brito, la instancia determinó la continuidad de la inhabilitación de Machado desde julio de 2015 por 15 años para el ejercicio de cualquier cargo político.

En el documento, se afirma que María Corina Machado es responsable de varios «actos, hechos y omisiones administrativas en las declaraciones juradas de patrimonio».

La Contraloría señala que Machadofue  supuestamente partícipe de «la trama de corrupción orquestada por el usurpador Juan Gerardo Guaidó Márquez, quien propició el bloqueo de fondos a la nación (…) así como también el despojo descarado de las empresas y riquezas del pueblo venezolano en el extranjero con la complicidad de gobiernos corruptos entre las cuales destacan: Citgo, Citgo Petroleum Corporation, Cristallex y Monómeros». 

Además, el órgano contralor señaló a la dirigente de Vente Venezuela como «responsable» del secuestro de cuatro mil millones de dólares retenidos en el sistema bancario internacional, y también la responsabilizan de  participar en el «bloqueo de fondos para el mecanismo Covax», así como de y tener responsabilidad en la solicitud de sanciones y bloqueos económicos «que perjudicaron la salud del pueblo venezolano».

En 2015 la Contraloría General de la República decidió inhabilitar a María Corina Machado para ejercer cualquier cargo público durante un año, por no incluir «conceptos» de carácter laboral en su declaración jurada de patrimonio, por lo que no pudo postularse para el cargo de diputada del Parlamento.

Un año antes, fue destituida de su cargo como legisladora cuando el presidente de la Cámara en aquel momento, Diosdado Cabello, la acusó de violar la Constitución al aceptar ser representante alterna de Panamá ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

Brito contra Machado

José Brito, el diputado que anunció la inhabilitación de Machado tras pedir antes a la Contraloría que aclarara su estatus,  fue expulsado en diciembre de 2019  de Primero Justicia tras ser vinculado con la llamada «operación Alacrán», que consistió en una serie de sobornos al menos a 20 parlamentarios para cambiar su posición y no respaldar a Juan Guaidó como presidente del parlamento venezolano. El medio aliado TalCual recuerda que esta acción derivó en la autojuramentación de una directiva paralela,  que presidió Luis Parra.

También, lo señalaron junto a otros exparlamentarios opositores de formar parte de la denominada «fracción CLAP», y de estar involucrados en decisiones y actuaciones como integrantes de la Asamblea Nacional para favorecer al empresario colombiano Álex Saab e interceder por él ante la justicia de Colombia.

En junio de 2020, el Tribunal Supremo de Justicia presidido por Maikel Moreno le entregó los símbolos que le arrebató a la dirigencia oficial de esa tolda política.

Brito además fue protagonista de un hecho controversial que se viralizó en redes en el año 2018 y que incluyó justamente a María Corina Machado. En esa ocasión se filtró un audio de una conversación telefónica en el que el entonces diputado por Anzoátegui se refirió a la precandidata presidencial con insultos y expresiones soeces.

«¿Cuándo a esa hija de p*ta le ha pasado algo que no sea puro show? (…) La m*ldita esa, ¿se pronunció cuando a mi me dieron un tiro en la pierna, que no fue un tiro por andar echando v*ina, sino por poner el pecho? (…) Esa tipa se ha convertido en la gran fragmentadora de la Unidad. ¿Sabes cuál es el propósito de esa hijo de p*ta, perra, y si quieres le pones esta v*ina? Le duele que la transición va a venir en Venezuela, y va a venir  pero no por ella, por María, la quebradita. Es por la Asamblea Nacional, que es la institución», expresó el entonces parlamentario.

Unos meses después, Brito admitió la autenticidad del audio y justificó sus ofensas bajo el alegato de que estaba muy exaltado. Pero a pesar de que también reconoció que los adjetivos no eran los apropiados, dijo que sostenía los «argumentos» que utilizó en la conversación.

“Yo no retiro ni un punto, ni una coma del fondo. Pido excusas por los adjetivos y el lenguaje inadecuado utilizado, sobre todo por tratarse de una mujer”, expresó Brito en una entrevista para el programa Aló, buenas noches.